Un vídeo de dos abuelos españoles que predijeron la crisis arrasa en Internet

Dunia Benjadra-Rabat

Los dos abuelos españoles que hace cinco años pronosticaron la crisis económica y financiera

Un vídeo de dos abuelos españoles que en el año 2007 advirtieron que iba a estallar una grave  crisis  económica y financiera, está triunfando en Internet. Los dos abuelos se llaman Isidro Ciriano y Moisés Casinadie, son del pueblo de Valdegeña, situado en la comarca del Moncayo, en la provincia de Soria, uno de los territorios menos poblados de España. Isidro y Moisés no estudiaron economía en la universidad, pero su olfato les hizo prever que el mundo occidental se dirigía hacia una catástrofe económica. Acertaron en el diagnóstico y fueron capaces de adelantarse a muchos expertos, que hace cinco años vivían en otra galaxia. Valdegeña es un pueblo de 45 habitantes -30 hombres y 15 mujeres- y hace cinco años se rodó  la película  ‘Se veía venir’…, que se ha convertido en un vídeo  que recibe miles de visitas en You Tube. Los autores del documento, Juan Zarza y Olga Latorre,  buscaban entre los habitantes de este pueblo soriano opiniones sobre la vida de Avelino Hernández, un escritor del mismo municipio,  y sin quererlo se encontraron con estos dos ancianos que avisaban de la crisis e insinuaban que todo estaba empeorando. “Esto va a acabar muy mal, pero que muy mal”, auguraron Isidro y Moisés. Sentados a la puerta de una casa, en una silla, garrote en mano y con la boina calada en la cabeza, los dos abuelos repasaban con humor su infancia y contaban cómo había cambiado la juventud. “Economía no hace falta estudiar (…). El hombre que gane cinco duros, que se gaste uno. Ya está la economía. Pero si el hombre que gana cinco duros se gasta seis, ya se ha jodido la economía. Aquí no hace falta economía, la economía ha de venir por uno mismo”,  sostenía Isidro en ese famoso documental. Sin saberlo, los dos abuelos dieron una lección de inteligencia, prudencia y humildad que los nuevos ricos españoles de hace unos años y muchos otros occidentales desconocían.