Hamas asegura que una ofensiva terrestre será “mortal” para Israel

Spread the love

Ahmed Chabi-Rabat

El líder de Hamas en el exilio, Jaled Meshal, advierte de que una ofensiva terrestre en la Franja de Gaza será “mortal” para las tropas israelíes

El líder de Hamas en el exilio, Jaled Meshal, advirtió ayer  de que una ofensiva terrestre en la Franja de Gaza será “mortal” para las tropas israelíes, y consideró   que Israel debe dar el primer paso si quiere una tregua en el conflicto porque “ellos empezaron la guerra”. El líder de Hamas manifestó que  “el enemigo israelí es débil. Matar a nuestros líderes sólo nos hace más fuertes” durante un discurso pronunciado en una cumbre de jefes islamistas celebrada en la capital de Sudán, Jartum, después de que las Fuerzas de Defensa israelíes (IDI)  mataran el miércoles pasado  al jefe de la brigada Ezedim al Qasan, Ahmed Jabari, el brazo armado de Hamas. “Habéis matado a Jabari y podéis venir y matar a Meshal y a otros pero, al final, eso sólo allanará el camino hacia Jerusalem. El asesinato de nuestros líderes sólo nos hará más fuertes”, declaró el jefe supremo del movimiento islamista palestino, según informó el diario israelí Yediot Aharonot. La operación Pilar Defensivo que hoy   entra en su octavo día cuenta con un potente respaldo de la población israelí. Eso es lo que señala  la encuesta que publicó el  diario liberal Haaretz, según la cual, el 84% de los israelíes apoya la ofensiva militar contra la Franja de Gaza. Cerca de un millón de israelíes viven en el sur del país y están  amenazados por los disparos  de proyectiles palestinos procedentes de Gaza. Piden por ello  a su Gobierno que haga todo lo posible por protegerlos, aunque sea a cambio de desencadenar una guerra. Pero solo un 30% de los israelíes estarían de acuerdo en apoyar un ataque terrestre a Gaza.

Horas decisivas

“Las próximas horas son decisivas. O vamos hacia una tregua o hacia una ampliación significativa de la ofensiva. Si los terroristas cesan completamente de disparar misiles contra Israel y el contrabando de armas a Gaza, estamos dispuestos a parar la ofensiva”, aseguró  Yuval Steinitz, ministro israelí de Economía. El intenso diálogo entre diversas partes, con la mediación egipcia de por medio, es paralelo a los continuos ataques aéreos israelíes en Gaza y el disparo de misiles contra el sur de Israel. Los muertos por parte palestina ya superan las 90 personas y hay cerca de un millar de heridos. La comunidad internacional se ha dado unas 48 horas para saber si es posible una tregua. La otra opción es un conflicto armado de imprevisibles consecuencias. “Las negociaciones entre las partes con la mediación internacional son serias y en las próximas horas sabremos si hay un acuerdo”, aseguraron  fuentes palestinas al diario Al Quds. Israel habría sugerido un acuerdo para instaurar inicialmente una “mini tregua” durante la cual las partes con la ayuda de Egipto negociarán una “tregua duradera”.  En este sentido, el dirigente de Hamas Musa Abu Marzuk anunció que Tel Aviv condicionó la tregua a que haya una “zona de seguridad” de 300 metros en la frontera entre Israel y Gaza y el fin del contrabando de armas por parte de las milicias palestinas. Hamas exigió, por su parte, “la apertura permanente de los pasos fronterizos de Gaza y la garantía del fin de los ataques” contra los dirigentes islamistas.

Matar al mensajero

Así las cosas, Israel ha asumido plenamente que en los conflictos militares hay que hacer todo lo posible por neutralizar a los periodistas, e incluso matarlos, porque suelen ser testigos molestos de lo que ocurre en situaciones de gran violencia como la que se ha desatado en la Franja de Gaza entre las milicias palestinas y las Fuerzas Armadas israelíes. Es por este motivo que la Fuerza Aérea israelí atacó el lunes  la  sede de varios medios de comunicación en Gaza. El pasado sábado, los israelíes ya atacaron ese edificio causando seis heridos. Según fuentes militares israelíes, en ese nuevo ataque murió un dirigente  importante del grupo extremista Yihad Islámica. Un periodista palestino apuntó a que podría haber  dos víctimas mortales.  En ese edificio atacado dos veces hay varias  cadenas internacionales, como la británica Sky News y las españolas Cuatro y la autonómica TV3 de Cataluña. Las autoridades de la Franja de Gaza habían dado orden de evacuarlo, aunque algunos periodistas continuaban trabajando en el mismo, debido a la imposibilidad de hacerlo en otro lugar más seguro. Un portavoz de las  IDF, Avital Leibovich, declaró a la BBC: “Obviamente nosotros sabíamos que había periodistas en el edificio, de modo que no atacamos ninguna otra planta. Pero mi consejo a los periodistas que están visitando Gaza es que estén lejos de cualquier instalación o puesto de Hamas por su propia seguridad”. “Quiero aclarar una cosa por si hay o hubo malentendidos. Israel no atacó a los periodistas en ese edificio, donde está la televisión de Hamas en el octavo piso, sino que disparó de forma precisa en el tejado contra una antena de comunicación de Hamas que le recuerdo es un grupo terrorista. Nuestro objetivo obviamente no son los periodistas sino Hamas que dispara contra nuestros civiles”, señaló  Leibovich, quien no dijo que los ataques contra lugares civiles y periodistas son contrarios al derecho internacional humanitario. El portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, Mark Regev, negó también que se esté atacando a periodistas y sostuvo  que el objetivo militar fue un  “centro de comunicaciones de Hamas”. Los periodistas palestinos y extranjeros denunciaron estas agresiones que imposibilitan su trabajo en condiciones adecuadas, pero reconocieron a través de una nota de prensa  que “el ejército israelí ha atacado las infraestructuras de comunicación de Hamas en el norte de la Franja de Gaza, que se utilizan para dar órdenes a los operativos, así como para la difusión de propaganda”. Las redes sociales también se solidarizaron con los periodistas agredidos.