La oposición mauritana al golpista Abdel Aziz pide que abandone el poder, porque no tiene “legitimidad”

Ahmed Chabi-Rabat

La oposición mauritana al presidente golpista Mohamed Uld Abdel Aziz manifiesta en las calles de Nuackchott para exigir que renuncie al poder, porque carece de “legitimidad”

La oposición al presidente golpista de Mauritania, Mohamed Uld Abdel Aziz, quiere que ese militar abandone el poder, porque no tiene “legitimidad”. Miles de personas se lo recordaron en las calles de Nuackchott  el miércoles al presidente en una manifestación organizada por la Coordinadora de la Oposición Democrática (COD). Desde hace varias semanas, la oposición mauritana denuncia de que hay un vacío de poder en el país más pobre del Magreb, porque Abdel Aziz se encuentra en Francia desde el pasado 13 de octubre, donde se recupera de una herida de bala que recibió en extrañas circunstancias por parte de uno de sus subordinados militares. Mohamed Uld Abdel Aziz se reunió el 19 de noviembre con el presidente francés, François Hollande, y algunos medios anunciaron que el mandatario mauritano  regresará a su país este sábado. El COD considera que el actual presidente no puede permanecer en el cargo, porque ni tiene legitimidad democrática ni la competencia política necesaria para asumirlo. La COD lleva un año denunciando esta situación. Saleh Uld Hanena, presidente en ejercicio de la COD, considera que el jefe del Estado “se encuentra físicamente muy deteriorado. Está incapacitado para ejercer el poder, y sufre una incapacidad política. Puede regresar al país, pero no puede ejercer el poder”. Para Mohamed Uld Maulud, presidente de la Unión de Fuerzas de Progreso, el regreso de  Abdel Aziz a Mauritania es un intento de bloquear las negociaciones que ha iniciado la COD para encontrar una salida al caos que vive el país.

Trayectoria golpista

Mohamed Uld Abdel Aziz nació en 1956 y es militar de carrera y general del Ejército mauritano. En 2008, lideró el golpe de Estado que derrocó al gobierno democrático del presidente Sidi Uld Cheikh Abdallahi. Presidente del Alto Consejo de Estado nombrado por la Junta Militar, a Abdel Aziz se le considera como el cerebro del golpe. A pesar de esto, el Consejo de Estado confirmó al general en la presidencia de la república. Abdel Aziz fue un militar clave para frenar dos intentos de golpe militar en 2003 y 2004. Pero en 2005, desempeñó un papel activo en el el triunfo del golpe de Estado dirigido por el director general de la Seguridad Nacional, Ely Uld Mohamed Vall, contra Maauya Uld Sid Ahmed Taya. La oposición mauritana acusa  al actual presidente y a su familia de haberse enriquecido ilegalmente.