Acciona consigue su primer contrato en el sector del agua en Marruecos

C. García-Rabat

La multinacional española Acciona consigue su primer contrato en el sector del agua en Marruecos con la construcción de una planta potabilizadora, por un importe de 56 millones de euros

La Oficina Nacional de Electricidad y Agua Potable de Marruecos (ONEE) adjudicó a un consorcio encabezado por la multinacional española Acciona Agua, el contrato para el diseño, construcción y puesta en marcha de una planta potabilizadora de 5 m3/s, por un importe total de 56 millones de euros. El proyecto que impulsará Acciona  se enmarca en el plan de mejora del abastecimiento en agua potable de la zona costera Rabat-Casablanca, según informaron fuentes de la empresa española. La planta potabilizadora está situada en el municipio de Oum Azza, a unos 30 kilómetros de Rabat, y según los responsables de su construcción,  permitirá reforzar el suministro en agua potable de una de las zonas con el mayor crecimiento demográfico del país y que cuenta ya con más de 5 millones de habitantes. La región de Rabat, junto con la de Casablanca, es uno de los territorios económicamente más pujantes del país y está enclavada  en un espacio geográfico que en tiempos del colonialismo francés se llamó el “Marruecos útil”. El periodo de construcción previsto es de 27 meses y la nueva infraestructura garantizará las necesidades en agua potable en la zona hasta el año 2030. Gracias a esta  nueva planta, el complejo de Bouregreg -que suministra agua a la franja atlántica de Marruecos- tendrá una capacidad de producción total de 14m3/s, lo que le convertirá en unos de los centros de producción más grandes del mundo. El proyecto está  financiado por el Banco Africano de Desarrollo y cuenta con una inversión total de unos 250 millones de euros. La planta de Oum Azza es el primer contrato de Acciona Agua en Marruecos y el segundo gran contrato de esta firma  en África, junto con la desoladora de Fuka en Argelia, que produce diariamente 120.000 m3 de agua y garantiza el abastecimiento a una población de 500.000 habitantes de la zona de Zeralda y la parte oeste de la capital del país, Argel.

Central termosolar

Acciona consiguió en Marruecos un primer gran contrato a finales de septiembre, cuando anunció que construirá y pondrá en marcha en el Sáhara una de las mayores centrales  termosolares de África. El complejo industrial se situará cerca de la ciudad de Uarzazate, a las puertas del desierto del Sáhara y muy cerca de la cordillera del Atlas. La central, cuya inversión será de 500 millones de euros, se ubicará en esta zona para aprovechar las excelentes  condiciones solares y ambientales de la región.  La planta contará con una potencia instalada  de 160MW. España se ha convertido esta año en el primer inversor y socio comercial de Marruecos. Muchas multinacionales españolas, pero también pequeñas y medianas empresas, se han instalado en el país norteafricano y compiten con firmas de otros lugares.  El proceso viene de lejos, pero se ha acelerado con la crisis, porque mientras España es un país en recesión, endeudado y con el consumo estancado, Marruecos experimenta desde hace varios años un crecimiento sostenido, y se está creando una clase media. Ambos factores son un atractivo para las empresas españolas que atraviesan dificultades en el país y para las firmas que quieren ampliar su negocio.