“Gibraltar es español y Ceuta y Melilla son marroquíes”

P. Soto-Rabat

El activista marroquí Said Chramti está convencido de que Ceuta y Melilla son dos enclaves coloniales españoles que tienen que ser devueltos a Marruecos


Said Chramti tiene 36 años y el pasado lunes fue detenido por la Policía judicial marroquí por orden de la Fiscalía de Nador, una ciudad que está a tiro de piedra de Melilla. El juez le acusó de haber organizado una manifestación ilegal, de desobediencia a la autoridad e injurias a funcionario en el ejercicio de sus funciones. Sólo permaneció 24 horas en los calabazos de una comisaría. Chramti mide casi dos metros, y por eso sus amigos y conocidos le llaman ‘El gigante’ o  ‘El grandullón’. Es un hombre polémico que ha protagonizado diversos incidentes en la frontera de Melilla. España le reprocha de haberse burlado y tirado piedras a agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil desde la denominada tierra de nadie, ese espacio que separa los puestos de control español y marroquí. También se le acusa de haber organizado un comando que  en la madrugada del pasado 16 de noviembre entró en Melilla para amputar  el brazo derecho, la mano y la espada de la estatua de Pedro de Estopiñán, el conquistador de la ciudad africana en 1497. Chramti reivindicó este acto vandálico enviando fotos del brazo a la prensa, pero después lo negó. Este verano, organizó unas incursiones en varios islotes y peñones cercanos a la costa marroquí que pertenecen al Estado español. Chramti es un hombre de la máxima confianza de Yahya Yahya,  alcalde de Beni Enzar, la ciudad marroquí fronteriza con Melilla, y presidente del Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla.  Chramti, que es el vicepresidente de la organización, concedió esta entrevista a Correo Diplomático, la primera  a un medio en español después de su detención.

– Pregunta: ¿Cómo interpreta su detención y procesamiento?

– Respuesta: “He sido detenido por orden de los servicios secretos y de los aparatos militares marroquí y español, porque soy molesto para sus intereses. Durante la visita que efectuó a Marruecos el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, se habló de mi detención. Los ministros de Defensa de los dos países hablaron de esta cuestión”.

– P: Pero vamos a ver, usted ha sido detenido y procesado por haber organizado una manifestación no autorizada y por otros delitos como los daños causados a la estatua de Pedro de Estopiñán.

– R: “Eso es la versión oficial de los hechos. Pero la verdad es que me han tenido porque hago parte del Comité Nacional para Solicitar la Liberación de Ceuta y Melilla y los islotes que pertenecen a Marruecos pero están bajo el control de España. La prensa española, que suele manipular descaradamente nuestros objetivos, nos  llama Comité para la Liberación de Ceuta y Melilla, pero olvida la palabra ‘Solicitar’. Nosotros estamos a favor de una negociación entre España y Marruecos para que España devuelva a nuestro país lo que no le pertenece. Los enclaves de Ceuta y Melilla y los islotes y peñones que están bajo dominación española son marroquíes y tienen que volver a Marruecos. Es así de sencillo. Me parece increíble que España, que dice ser un país democrático, pueda mantener bajo dominación colonial unos territorios que conquistó por la fuerza y donde cometió crímenes religiosos horribles. ¿O es que España no se acuerda de que los conquistadores, en nombre de la Iglesia católica, mataron a muchos musulmanes que no querían convertirse”.

– P: Para usted, ¿existe un paralelismo entre el caso de Ceuta y Melilla y el de Gibraltar?

– R: “Por supuesto. Gibraltar para España es el mismo problema que Ceuta y Melilla para Marruecos. Gibraltar es español y Ceuta y Melilla son marroquíes. Gibraltar tiene que volver a pertenecer a España, y los ingleses tienen que abandonar para siempre ese peñón y largarse a su país con su bandera, porque no pintan nada en Gibraltar. Yo apoyo la reivindicación española sobre Gibraltar, pero a cambio pido a los españoles que entiendan que los marroquíes queremos recuperar lo que nos pertenece. Hay que superar la etapa del Protectorado”.

– P: Pero eso se puede hacer de forma pacífica y civilizada, hablando y pactando, y no utilizando la fuerza, provocando a la Policía española y organizando actividades ilegales. ¿O no?

– R: “Vamos a ver, durante mucho tiempo hemos organizado manifestaciones y protestas en la frontera con Melilla y nunca ha pasado nada. ¿Y sabes usted el por qué? Pues por la sencilla razón de que teníamos el apoyo del Gobierno marroquí. Llevamos ocho años organizando manifestaciones y protestando y Marruecos nunca se ha quejado. Lo que ocurre ahora es que los dos países defienden intereses comunes desde el punto de vista económico, político, geoestratégico, en materia de seguridad y de lucha contra el terrorismo, de  cara a la Unión Europea, y los dirigentes de los dos países no quieren problemas. Pero vamos a ver, si nosotros lo único que hacemos es reivindicar lo que es nuestro y acabar con ese vestigio del colonialismo que son Ceuta, Melilla y los islotes y peñones en posesión de España”.

– P: ¿Deteriorar una estatua en Melilla le parece una forma adecuada de reivindicar un objetivo político?

– R: “Esto es increíble. Resulta que ahora hay que defender a un conquistador, a un colonialista como Pedro de Estopiñán. Si lo que es una vergüenza es que exista una estatua de ese señor en una ciudad como Melilla. Eso es un homenaje al crimen colonialista y al saqueo. Los españoles no quieren darse cuenta que Ceuta y Melilla están colonizadas por España. Pero quiero dejar claro un tema: hemos llegado al límite, ya no aguantamos mas humillaciones por parte de España. Seguiremos luchando por la liberación de Ceuta, Melilla y los islotes y peñones que nos pertenecen, como Perejil y Charfarinas. Volveremos a la tierra de nadie, que es una especie de tierra de alto el fuego. España no nos va a detener y sus cómplices marroquíes tampoco. Ni este gobierno de Marruecos ni el de España ni otros gobiernos podrán detener nuestra lucha de liberación”.