Marruecos abre sus puertas a nuevas inversiones españolas

Spread the love

Clara García-Rabat

Marruecos abre sus puertas a nuevas inversiones españolas. Así lo acordaron los presidentes de los dos países (en la foto), Mariano Rajoy y Abdelillah Benkirane, en la última Reunión de Alto Nivel (RAN) celebrada en territorio marroquí

España se ha convertido en el primer inversor en Marruecos y es también el primer socio comercial del país magrebí. Las exportaciones españolas a Marruecos han crecido más del 22%. España ha conseguido incluso este año desbancar a Francia del primer puesto en el ranking inversor mundial en Marruecos. Los economistas y analistas políticos aseguran que España ha dado un salto cualitativo en su relación con Marruecos. En este contexto, muchas empresas públicas y privadas marroquíes  de diversos sectores, alentadas por las autoridades, ven en sus homólogas españolas a socios de primera magnitud para sus negocios. El grupo Saham, muy activo en el ámbito de la sanidad en África, reiteró sus  ambiciones de llegar a un acuerdo de partenariado con la cooperativa española Asisa-Lavinia, que tiene a 20.000 médicos asociados y es líder entre las compañías de  seguros privados de salud. Con un capital inicial de 10 millones de dirhams (un poco más de un millón de euros), la firma empezará sus actividades en Casablanca y después abrirá otros establecimientos en Marruecos. En el consejo de administración, el grupo marroquí Saham tendrá a cuatro representantes y el aparato logístico de la nueva empresa estará en manos de la aseguradora española, que cuenta con más de 1.700.000 clientes en España. Esta asociación estratégica entre las dos empresas demuestra el interés cada vez mayor de las firmas españolas por el sector de la sanidad privada en Marruecos, que tiene a sus usuarios entre las clases medias y altas del país, mientras que las clases populares utilizan una sanidad pública muy deficiente  y que ni siquiera cubre al 100% de la población. Asisa-Lavinia tiene en España  13 clínicas privadas y capital invertido en más de 30 centros médicos y en 18 unidades de diagnóstico.

Prospecciones petrolíferas

Por otra parte, Marruecos, por boca del ministro de Transportes, Aziz Rebbah, volvió a plantear a las empresas canarias y españolas  que inviertan “masivamente” en el mercado de las prospecciones petrolíferas y gasísticas que impulsa este país. El ministro marroquí se reunió con el presidente de las Islas Canarias, Paulino Rivero, para hacerle saber que las autoridades del país norteafricano están dispuestas a “futuras alianzas” con empresas de la comunidad autónoma y del conjunto de España. En principio, el presidente canario se opone a estas prospecciones, porque considera que  su proximidad  geográfica de las Islas Canarias puede ser perjudicial desde el punto de vista ambiental y para el turismo de la comunidad, que es una de las principales fuentes de ingreso del territorio. El Gobierno central y el PP, que en Canarias está en la oposición, no comparten la postura de Rivero. Lo que tampoco  se entiende en Canarias es que Marruecos busque ahora a socios españoles cuando hace tan sólo unos pocos meses protestó porque el Estado español concedió a la multinacional Repsol una autorización para llevar a cabo prospecciones petrolíferas a unos 50 kilómetros de las costas canarias.