México logra un pacto para salvar al país del caos económico y político

Spread the love

C. Zamorano-México DF

Las principales fuerzas políticas de México (en la foto, aparecen sus representantes) han firmado un pacto nacional para salvar al país del caos político y económico

México, que vive una profunda inestabilidad política, económica y social, a pesar de ser un país con inmensas posibilidades y una potencia en América Latina, demostró el domingo que también es capaz de lograr el consenso y la unidad para superar los problemas. Las principales fuerzas políticas del país, pese a sus grandes divergencias en ámbitos ideológicos, firmaron en el Castillo de Chapultepec de la capital un Pacto por México a favor del crecimiento económico, la competitividad, la creación de empleo y la superación de las brutales desigualdades sociales. El pacto plantea una profunda reforma de las grandes empresas estatales y su apertura al capital privado, la contención por ley de la deuda pública y la universalización de la seguridad social. El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en nombre del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y los presidentes del conservador Partido de Acción Nacional (PAN) y del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Gustavo Madero y Jesús Zambrano, respectivamente, firmaron ese gran acuerdo nacional, que debería devolver la esperanza en un futuro mejor a millones de ciudadanos y una mayor estabilidad política y económica. Este tipo de pacto ya se intentó en otros momentos de la historia reciente del país, pero no se logró por culpa de  intereses partidistas y del sectarismo de muchos líderes de la derecha y de la izquierda. Peña Nieto aseguró que esta vez “es hora del encuentro y del acuerdo”, y estableció que para alcanzar este reto “se necesita que la pluralidad y la diferencia de visiones, en lugar de obstaculizar el ascenso de México, enriquezcan el proyecto de nación que queremos para el siglo XXI”. Gustavo Madero,  por su parte, destacó que México es una potencia económica, ya que por  tamaño ocupa el puesto número 13 en el mundo, pero, sin embargo, en cuanto al Índice de Desarrollo Humano establecido por la ONU se coloca en el lugar número 51, lo que demuestra las terribles desigualdades sociales del país azteca.

“Un cambio profundo”

En nombre del PRD, Jesús Zambrano, recalcó que “México necesita un cambio profundo”, que acabe de una vez por todas con “la desigualdad, la injusticia, la concentración de riqueza y el atraso educativo”. En este sentido, el pacto alcanzado es un buen instrumento a favor de este objetivo, aseveró Zambrano. El acuerdo estuvo a punto de no cuajar, porque las discrepancias entre los partidos firmantes son importantes, pero también porque el presidente Peña Nieto tuvo que enfrentarse a una verdadera rebelión callejera en México DF, que fue protagonizada por grupos anarquistas, como Cruz Negra Anarquista y Coordinadora Estudiantil Anarquista, según la Policía. La revuelta arrasó  comercios y bancos en el centro histórico de la capital federal del país.