Barack Obama sigue siendo el hombre más poderoso del mundo

D. Benjadra-Rabat

El presidente Barack Obama sigue siendo el dirigente más poderoso e influyente del mundo, según la revista Forbes

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sigue siendo el dirigente más poderoso del mundo, según un estudio llevado a cabo por la revista Forbes sobre las personalidades influyentes en el planeta en 2012. Obama, de 51 años, es seguido por la canciller de Alemania, Angela Merkel, que tiene 58 años. Según Forbes, Merkel es “la columna vertebral de la Unión Europea y sostiene el futuro del euro, que descansa sobre sus hombros”. El presidente ruso es el tercer dirigente más influyente del mundo y el cofundador de Microsoft, Bill Gates, y el Papa Benedicto XVI ocupan, respectivamente, los puestos 4 y 5 de la clasificación de esta lista anual. El presidente francés, François Hollande, que tiene 58 años, se coloca muy por detrás de Obama y otras personalidades en el puesto número 14. Forbes señala que Obama ha ganado de “manera decisiva” la elección presidencial americana y ahora tiene cuatro años para hacer avanzar su programa, aunque tenga que hacer frente a “desafíos mayores”. “Sigue siendo sin lugar a duda el líder del mundo libre”, asegura la revista Forbes. Del presidente francés, la publicación subraya que ganó a Nicolas Sarkozy en las elecciones presidenciales  del pasado mes de mayo, pero “dese entonces el primer presidente socialista en dos decenios ha visto como su cuota de popularidad caía por debajo del 36%”. La francesa Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), que tiene 56 años, ocupa el puesto 38 en la clasificación de Forbes. El benjamín de esta lista de 71 personalidades es Mark Zuckerberg, de 28 años, el dueño de Facebook, que retrocede del puesto número 9 al 25, después de que su empresa sufriera una “debacle” al cotizar en bolsa y perder 3.000 millones de dólares.

Otros europeos

Los otros dirigentes europeos que están en la lista son el italiano Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), que ocupa el número 8; el primer ministro británico, David Cameron (10); el jefe del Gobierno italiano, Mario Monti (29), y el francés Bernard Arnault (56), que dirige el grupo empresarial LVMH. Entre las personalidades más influyentes del planeta, Forbes no ha seleccionado a ningún español, ni del mundo político ni económico. La revista ha utilizado cuatro criterios para su selección: su influencia en la población, sus recursos financieros, su poder en un área concreto y la manera de ejercer ese poder. Por ejemplo, como señala Forbes, Putin “ha ganado puntos, porque demuestra su fuerza cuando detiene a manifestantes”.