Un fundador del Polisario acusa a “la banda de Mohamed Abdelaziz y Argelia de aprovecharse del pueblo saharaui”

P. Soto-Rabat

Salek Mohamed Ayad, fundador del Frente Polisario y disidente (en la foto, a la derecha de Christopher Ross), afirma que este movimiento se ha convertido en “un instrumento al servicio de Mohamed Abdelaziz y su clan de sinvergüenzas y ladrones y, por supuesto, también de Argelia, que manipula la causa del pueblo saharaui en su lucha por debilitar a su enemigo histórico, Marruecos”

El Frente Polisario liderado por Mohamed Abdelaziz no es un movimiento político aceptado por todos los saharauis originarios del Sáhara occidental, ni siquiera entre los independentistas. Una parte de los saharauis que aspiran a que la antigua colonia española bajo administración de Marruecos sea un día un Estado independiente, consideran que el actual Frente Polisario es “un instrumento al servicio de Mohamed Abdelaziz y su clan de sinvergüenzas y ladrones y, por supuesto, también de Argelia, que manipula la causa del pueblo saharaui en su lucha por debilitar a su enemigo histórico, Marruecos”. Quien así se expresa es Salek Mohamed Ayad, un veterano independentista saharaui que participó en la fundación  del Frente Polisario y ahora es el coordinador general de La Vía del Mártir, un grupo que reúne a  disidentes que se oponen a “la dictadura de Abdelaziz y la pandilla de ladrones, oportunistas, corruptos y manipuladores que viven cómodamente a costa del sufrimiento del pueblo saharaui”. Salek Mohamed Ayad no tiene pelos en la lengua, y cuando se reunió, en Mauritania, con Christopher Ross,  el enviado especial para el Sáhara occidental del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en el marco de la gira que el diplomático estadounidense realizó por varios países del norte de África y Europa, le dijo que “el Polisario no es el único interlocutor de los saharauis, y es una estructura vacía y manipulada por Argelia”. En esta entrevista en exclusiva con Correo Diplomático, el coordinador de La Vía del Mártir afirma sin rechistar que “la banda de Mohamed Abdelaziz y Argelia se aprovechan del pueblo saharaui”. En la misma línea crítica con el Polisario, el disidente, que vive en España, explica que “hace unos años nos separamos de Abdelaziz y su clan, porque no estábamos de acuerdo con los métodos dictatoriales y antidemocráticos que imponen a los pobres refugiados de los campamentos de Tinduf y  a sus militantes y simpatizantes. Nosotros nos llamamos La Vía del Mártir, porque reivindicamos la figura del fundador y mártir del Frente Polisario, El Uali Mustapha Sayed, y denunciamos a los actuales dirigentes del Polisario, con Abdelaziz a la cabeza, porque se aprovechan del sufrimiento de nuestro pueblo, de nuestros niños, mujeres, ancianos, enfermos y hombres que llevan 37 años en en el infierno de Tinduf, para acumular dinero y tener poder”.

Una mayoría en contra

Salek Mohamed Ayad, que estuve 10 años preso en las cárceles del Polisario en Tinduf, a las que califica de “tumbas donde encerraban a la gente y la maltrataran sin parar”, cree que “la mayoría de los saharauis, tanto en Tinduf como en el Sáhara occidental, están en contra de lo que hace la banda de Abdelaziz, que se queda con el 80% del dinero que recibe de la ayuda internacional y de la solidaridad de los pueblos como el español, pero no protestan abiertamente, porque en Tinduf viven bajo una dictadura”. Abundando en el mismo terreno, afirma que “los traidores a las ideas que movieron a los fundadores del Frente Polisario, que se creó contra el colonialismo español y después luchó contra la invasión de Marruecos, han creado un negocio en torno a la solidaridad con el pueblo saharaui, acumulan poder y tiene el apoyo del régimen argelino, y no quieren solucionar el conflicto, porque se les acabaría el negocio”. Por todo ello, Ayad pide “al pueblo español, que es un pueblo generoso y solidario, que no ayude a la banda de ladrones y criminales dirigida por Mohamed Abdelaziz y apoye directamente al pueblo saharaui y no a esos sinvergüenzas y manipuladores que viven del cuento”. El coordinador general de La Vía del Mártir explica que “esto fue lo que le dije a Christopher Ross cuando nos vimos en Mauritania. Le comenté que soy un saharaui independentista y que me opongo, como muchos otros saharauis, a la dirección del Polisario, porque se aprovecha del sufrimiento de nuestro pueblo, que en Tinduf dura ya 37 años, mientras Argelia manipula ese conflicto para sus propios intereses geoestratégicos en su guerra política y diplomática con Marruecos”. Salek Mohamed Ayad quiere que el conflicto se resuelva para que “el pueblo saharaui pueda regresar a su patria con orgullo y dignidad y bajo la protección de la ONU”.

Dos opciones

El disidente saharaui cree que “mi pueblo sólo tiene dos opciones: la independencia o ser una autonomía dentro de Marruecos. Yo no soy marroquí y defiendo la independencia. Sé que, hoy por hoy, hay muchos saharauis que están cansados de sufrir, y con tal de que acabe ese sufrimiento, aceptarían la vía de la autonomía que ofrece Marruecos”. Este fundador del Polisario no comparte la vía de la autonomía, porque “Marruecos nos invadió en 1975 y ha cometido muchos crímenes contra mi pueblo. Y Argelia y la banda de Abdelaziz se aprovechan de ese conflicto por interés político y económico y no por solidaridad”. Asimismo,  Salek Mohamed Ayad advierte de que “no queremos que el sufrimiento de nuestro pueblo  sea una moneda de cambio entre Argelia y Marruecos. Queremos un referéndum de autodeterminación donde el pueblo saharaui pueda expresarse libremente sobre la independencia u otras opciones”. El disidente saharaui lamenta que “la banda de Abdelaziz y Argelia sólo hablen del referéndum de autodeterminación para quedar bien con la opinión pública internacional, porque no quieren de verdad resolver ese conflicto, les interesa prolongarlo. Y Marruecos tampoco muestra verdadero interés por aportar una solución. Mientras, nuestro pueblo sufre y no aguanta más”.

“Son mis hermanos”

Salek Mohamed Ayad asegura que no “siento odio hacia el pueblo marroquí. Yo nunca he luchado contra el pueblo marroquí, he luchado contra el régimen, que no  es lo mismo. Los marroquíes son mis hermanos”. Agrega: “Tenemos una historia parecida, tenemos una cultura y una lengua que también se parecen y tenemos la misma religión”. En este sentido, según dice el ex fundador del Polisario, “si algún día el pueblo saharaui consigue la independencia, haremos todo lo posible por mantener una buena relación con Marruecos, porque el pueblo marroquí es nuestro hermano. Y si por lo que fuera una mayoría de saharauis aceptan la autonomía, también mantendremos buenas relaciones con el pueblo marroquí”. “Mis enemigos, hoy por hoy –destaca Ayad-, son el Estado marroquí, que no nos acepta como saharauis, y Argelia y la dirección del Polisario, porque manipulan nuestra justa causa y se aprovechan del conflicto y del sufrimiento de mucha gente, sin que la ONU y la opinión pública internacional muevan un dedo por acabar con esta situación”. El máximo responsable de La Vía del Mártir quiere también denunciar “las coacciones y provocaciones de todo tipo que sufro por parte de los secuaces de Abdelaziz. Hacen todo lo posible para que no me exprese libremente, y hasta me han pirateado la web que creé”. A su juicio, actúan de esa forma, porque “tienen miedo a la libertad y a que el pueblo saharaui les pida cuentas algún día. Saben que mis denuncias son verdaderas y justas y ellos carecen de argumentos. Sólo saben insultar, mentir y agredir. Se comportan como lo que son: dictadores, ladrones y criminales que viven estupendamente bien gracias a la generosa ayuda internacional y al apoyo de Argelia mientras mi pueblo sufre en silencio”.