Madagascar teme una crisis alimentaria frente a la invasión de langostas

D. Benjadra-Rabat

Una plaga de langostas ha invadido Madagascar y amenaza sus cultivos y el conjunto de la actividad económica de la isla africana

Los países pobres no tienen suerte, porque además de los problemas sociales y económicos que tienen que sufrir también soportan las calamidades que la naturaleza les inflige. Es el caso de Madagascar, cuyas autoridades han decretado el estado de alerta nacional para hacer frente a una invasión de langostas, lo que suele ser bastante frecuente en algunas regiones del continente africano. Las langostas están ganando terreno en la isla africana y destruyendo cultivos y todo lo que encuentran en su camino. El Gobierno malgache teme que esta invasión de langostas amenace la seguridad alimentaria del país, que carcee de medios suficientes para hacer frente a problemas de esa naturaleza. En otras épocas del año, estos insectos suelen atrincherarse en el sur de la isla, pero esra vez ya han invadido el oeste del territorio, es decir un tercio del país. Las autorides piensan que las langostas acabarán invadiendo todo Madagascar, y temen grandes destrozos en cultivos. Alexandre Huynh, representante de la FAO (la organización de la ONU para la alimentación y la agricultura),  en Madagascar, explicó a los medios de comunicación que “cuando grandes nubes de langostas arrasan un campo, pueden llegar a destruir hasta el 100% de los cultivos. En muchas zonas es así. Muchas familias han perdido lo poco que tenían, esto es una catástrofe para esas familias”. La plaga de langostas, señalan los expertos, no sólo provoca catástrofes en la agricultura, sino también en el conjunto de la economía de un país, y como esos países suelen ser pobres, entonces el problema se amplifica.

10 millones de dólares

Alexandre Huynh puso el acento en que “las zonas que nos preocupan especialmente son las que tienen una fuerte producción agrícola, porque su destrucción puede provocar problemas de seguridad alimentaria y a la economía del país”. Por todo ello, Madagascar necesita ayuda interacional, unos 10 millones de dólares, para hacer frente a la invasión de langostas. De momento, la isla africana sólo dispone de un millón de dólares para comabtir esa plaga. Es por este motivo que el ministro de Agricultura malgache viajó a la sede cenral  de la FAO, en Roma, para recabar ayuda económica de este organismo y de otras instituciones y personas.