Madrid y Barça sufren y suman, y Málaga y Atlético golean

Choukri Douichi-Fes

El Barça peleó contra el Betis, pero le costó mantener su ventaja hasta el pito final del partido

En un partido que ya empezó complicado por la lesión de Fábregas, al Barça le costó mantener su ventaja hasta el pito final del partido frente al Betis. El dominio de los visitantes sólo duró lo que faltaba para que Messi marcara sus octogésimo cuarto y octogésimo quinto goles. Los que necesitaba para igualar y luego superar el récord de goles en un año natural, establecido por ‘Gerd Müller’ desde 1972. Los sevillanos lograron acortar distancias en el minuto 38 gracias a un gol de Castro, quien aprovechó un despiste de la defensa catalana en la línea del fuera de juego. En el segundo tiempo, el equipo de Vilanova, ayudados por la suerte, supo sufrir y aguantar las agallas del anfitrión hasta celebrar su décima cuarta victoria de la temporada y mantener los 6 puntos que le separan del segundo y los 11 que le sacan al Real Madrid. El paasdo sábado por la noche, Mourinho necesitó exprimirse la cabeza para encontrar la fórmula de seguir con posibilidades en esta liga. El Valladolid se ha adelantado dos veces en la primera parte  gracias a dos goles de un Manucho sacando provecho de las carencias del Madrid en los saques de esquina. Un error garrafal de la defensa pucelana abrió la vía para que Benzema hiciera el primero. Luego, en su intento por batir a un Valladolid peleón, el técnico blanco cambió el dibujo táctico de su equipo muchas veces, hasta colocar a Callejón de lateral izquierdo y a Xabi de central. Sin embargo, eran dos genialidades del prodigio alemán, Mesut Ozil, una de combinación con Benzema y la segunda a balón parado, que permitieron al equipo merengue salvar los tres puntos.

Piedad deportiva

Por su parte, el Atlético de Madrid no  tuvo piedad del Deportivo y le agravió de una goleada humillante. Sobre todo gracias a una actuación histórica de Falcao, quien anotó nada menos que cinco goles. Ojalá que el conjunto de Simeone muestre un nivel tan robusto contra los dos  grandes del fútbol español y no sólo contra los de segundo plano. También el Málaga sigue dando pruebas de emancipación y de gran maduración táctica, después de su excelente actuación en la Liga de Campeones. El equipo de Pellegrini, mejor defensa de la Liga hasta ahora con solo 10 goles encajados, recuperó su cuarto puesto en la clasificación gracias a una victoria contundente de 4-0 contra su vecino del sur, el Granada.