Strauss-Kahn paga para poner fin al escándalo sexual que acabó con su carrera

Jean-Claude Dufour-París

Dominique Strauss-Kahn pone fin al escándalo sexual que acabó con su carrera pagándole una importante cantidad de dinero a Nafissatou Diallo. En la foto, la mujer que denunció al ex director gerente del FMI por agresión sexual con sus abogados

Con dinero se consiguen muchas cosas, incluso tapar delitos y poner fin a escándalos. Es lo que finalmente ha conseguido Dominique Strauss-Kahn, ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y conocido como DSK, con la empleada de un lujoso hotel de Nueva York, Nafissatou Diallo, que lo acusó de agresión sexual. El juez de lo civil encargado de solucionar el acuerdo entre  Strauss-Kahn y la humilde trabajadora de origen africano, Douglas McKeon, anunció que las parte habían llegado a un acuerdo económico “amistoso” y negociado, aunque no reveló el contenido del mismo, que será confidencial. A la reunión acudieron Nafissatou Diallo con su abogado, Kenneth Thompson, mientras que Strauss-Kahn no compareció, como se esperaba, y en su lugar participaron sus letrados en Nueva York. El caso contra el político socialista francés se inició en mayo de 2011 con su detención dentro de un avión en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York cuando se disponía a viajar a París, después de que la Policía recibiera una denuncia por agresión sexual presentada por Diallo. La mujer, que ahora tiene 33 años, acusó al ex director gerente del FMI de haberla asaltado sexualmente de forma “sádica, intencionada, brutal y violenta” cuando entró en la habitación del hotel donde se hospedaba Strauss-Kahn. Su detención desembocó en  un largo proceso penal que movilizó a los medios del mundo entero y  del que finalmente Strauss-Kahn quedó libre de cargos a finales de agosto de 2011. Ese  mismo mes los abogados de la supuesta víctima  habían recurrido a la Justicia civil con una querella para pedir una indemnización. La semana pasada, el diario parisino Le Monde publicó que las partes habían cerrado un trato  por el que Strauss-Kahn se comprometía a pagar 4,6 millones de euros a la empleada de hotel para zanjar la demanda civil. Por su parte, los abogados del ex director gerente del FMI negaron que se hubiera llegado a ese acuerdo y aseguraron que la cantidad de dinero revelada por el rotativo galo es “completamente falsa”. El abogado especializado en juicios civiles Matthew Galluzzo, citado por la AFP,  calculó entre “tres y diez millones de dólares” la cantidad final que abonará DSK, y la situó “más probablemente en torno a los cinco millones”.
 
Otro juicio

Dominique Strauss-Kahn, de 63 años, llegó a ser un político muy influyente en Francia, y no sólo en las filas del Partido Socialista, y su nombre fue uno de los que más sonaron como candidato del socialismo francés  para disputar a Nicolas Sarkozy la presidencia de Francia en las elecciones del pasado mes de  mayo. Pero el procesamiento por agresión sexual  le obligó a dimitir del FMI y acabó con su carrera política. El ex director gerente del FMI tiene otro frente judicial abierto en Francia, donde la justicia aplazó el pasado 28 de noviembre su decisión sobre la petición de Strauss-Kahn de anular el juicio por proxenetismo en el que está encausado por un caso ocurrido en un hotel de la ciudad de Lille, en el norte del país. La periodista Anne Sinclair, esposa de DSK, defendió a su marido durante el proceso estadounidense, pero finalmente acabó separándose de él este verano. Muchos ciudadanos sospechan de que DSK no ha acabado en la cárcel, porque los poderosos consiguen estas cosas, y no porque sea inocente.