Los ‘Amigos de Siria’ reconocen a la oposición a Bashar al-Asad

Ahmed Chabi-Marrakech

Los países occidentales y árabes contrarios a Bashar al-Asad acuerdan en Marrakech reconocer oficialmente a la oposición al régimen dictatorial de Damasco. En la foto, un miliciano armado combate al Ejército regular sirio

El Grupo de Amigos de Siria, una plataforma formada por los países occidentales y árabes opuestos al régimen dictatorial de Bashar al-Asad, reconocieron ayer en Marrakech a la Coalición Nacional de las Fuerza de Oposición y de la Revolución Siria (CNFORS) como el único “representante legítimo del pueblo sirio”, según reza en la declaración final de la reunión que tuvo lugar el miércoles en la ciudad marroquí. 130 representantes internacionales estuvieron presentes en el evento, y pidieron al dictador sirio que abandone el poder y no utilice armas químicas contra su pueblo, porque esa decisión tendría una “seria respuesta”. China y Rusia no participaron en el foro de Marrakech, y tampoco lo hizo la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, por motivos de salud, ni otros dirigentes occidentales, lo que restó brillo al acto. Aún así, la voluntad el Grupo de los Amigos de Siria, en su cuarta reunión,  fue de claro apoyo a la oposición y de rechazo sin paliativos a Bashar al-Asad. “Los participantes reconocen a la Coalición Nacional como representante legítimo del pueblo sirio y como la organización que aglutina a toda la oposición siria”, señala la declaración. “Bashar al-Asad ha perdido su legitimidad y debe echarse a un lado a fin de permitir un proceso de transición política sostenible”, destaca el comunicado. El Grupo de los Amigos de Siria planteó también la creación de un fondo económico para ayudar a la oposición. En este contexto de solidaridad con el pueblo sirio, al menos de cara a la galería, el primer ministro catarí, jeque Hamad bin Jasim al Thani, pidió a Bashar  al-Asad que asuma la idea de que los rebeldes que luchan contra su régimen acabarán  derrotándolo, y le pidió por ello que tome la “valiente decisión” de dimitir para evitar que continúe el derramamiento de sangre. “Hoy se ha brindado pleno reconocimiento a la Coalición Nacional como única representante del pueblo sirio”, declaró el ministro marroquí de Relaciones Exteriores, Saad Eddine El Othmani. El jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, exhortó a los participantes a reconocer también individualmente a esta Coalición. “Lo hacemos globalmente, pero es necesario que cada uno de nosotros, lo haga en su país”, advirtió Fabius.

Rechazo al terrorismo

La reunión de Marrakech es la primera que se lleva a cabo desde el anuncio, hace un mes en Doha, de la unificación de la oposición siria, que recibió presiones de Estados Unidos para que lograra este objetivo. Antes del foro de Marrakech, Estados Unidos, Reino Unido y Francia reconocieron el pasado martes a la coalición opositora siria. Pero Washington puso a los rebeldes del Frente Yabat El Nusra en su lista de organizaciones terroristas extranjeras. Este grupo reivindicó la mayoría de los atentados suicidas y es muy activo en casi todos los frentes militares contra el régimen de Damasco. La decisión estadounidense fue muy criticada por un jefe del consejo militar del Ejército Sirio Libre (ELS) de la región de Alepo (norte del país) y fue calificada de “error”  por los Hermanos Musulmanes sirios. El líder  de la oposición siria, Ahmed Moaz al Jatib, presente en Marrakech, también exhortó a Estados Unidos a revisar su decisión, porque “clasificar a uno de los grupos que combaten al régimen como grupo terrorista debe ser reexaminado”, declaró Jatib. La CNFORS  anunció recientemente la creación de una nueva comandancia militar que controlaría la mayoría de los grupos rebeldes, y aseguró que el movimiento yihadista sería excluido, para disipar temores internacionales de que la ayuda caiga en manos de terroristas. Así las cosas, Estados Unidos anunció que  no tiene la intención de entregar armas a los rebeldes. Rusia, que es un de los principales aliados del régimen sirio,  propone el diálogo entre el poder y la oposición, y ayer consideró que el reconocimiento de la  Coalición es una apuesta equivocada. En una línea diametralmente opuesta,  el ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, calificó de “real avance” el reconocimiento de la CNFORS. La UE también dio un paso más calificándola de “representante legítimo” del pueblo sirio y Bélgica propuso el  pasado viernes a la Coalición que abra una representación en Bruselas, sede de las instituciones de la UE y de la OTAN.

Armas para la rebelión

Casi dos años después de que estallase la rebelión en Siria contra el régimen de Bashar al- Asad, que se ha cobrado más de 40.000 muertos, la oposición armada controla amplios territorios y  ya no solicita una intervención militar extranjera, o que se declare una zona de exclusión aérea en Siria. Pero, en cambio, pide armas a la comunidad internacional para poder hacer frente al Ejército regular sirio. En la reunión de Turquía, donde se creó el Ejército Libre de Siria (ELS), los espías y consejeros  militares  de los pocos países occidentales, como Estados Unidos, que estuvieron presentes, además de los  saudíes y cataríes,  prometieron armas a la rebelión militar si se unía. El presidente francés, François Hollande, se mostró dispuesto a estudiar la cuestión y Reino Unido no lo descarta. No hay unanimidad sobre la entrega de armas en el Grupo de Amigos de Siria, pero algunos dirigentes occidentales lo verían con buenos ojos, siempre y cuando las armas queden en manos de los sectores más moderados de la rebelión, aunque muchos estén influenciados por los Hermanos Musulmanes, y no acaben en posesión de los terroristas afines a la red Al Qaeda.