La salud de Hugo Chávez se complica después de la operación

Spread the love

E. García-Buenos Aires

Las autoridades venezolanas reconocen que la salud de Hugo Chávez se ha complicado después de la operación contra el cáncer a la que se sometió. En la foto, un ciudadano de Caracas lee un periódico para informase sobre la salud del presidente

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, sufrió una serie de “complicaciones” mientras estaba siendo operado el pasado martes de cáncer, incluida una hemorragia que requirió de “medidas correctivas” para “su oportuno control”. Este es el nuevo parte médico sobre la salud del presidente que difundió el ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, en cumplimiento del “deber de informar al pueblo venezolano” sobre la salud de Chávez. El dirigente venezolano se sometió a una  operación de más de seis horas en La Habana para extraerle unas células cancerosas que le fueron diagnosticadas en el último reconocimiento médico que pasó. “Actualmente, se encuentra en una progresiva y favorable recuperación de los valores normales de sus signos vitales”, aseguró Villegas a través de un comunicado leído por televisión y en el que, por primera vez, el Gobierno reconoce “complicaciones” durante la intervención quirúrgica. En el primer comunicado tras la operación, el Gobierno venezolano no hizo ninguna referencia a esas complicaciones. El ministro  explicó que Chávez sufrió una pérdida de sangre “que requirió la adopción de medidas correctivas que permitieron su oportuno control”. Villegas no quiso dar, sin embargo, más información  sobre esta hemorragia y se limitó  a señalar que ésta y otras “complicaciones”,  así como la “complejidad” de la intervención quirúrgica, hacen que la recuperación necesite de “un tiempo prudencial”. Asimismo, el ministro quiso transmitir “elementos de sosiego y de esperanza” a quienes desean la “pronta y satisfactoria mejoría” del “comandante”.

Complejidad política

La grave enfermedad de Hugo Chávez plantea muchos interrogantes. El presidente traspasó sus poderes al vicepresidente y canciller del Gobierno, Nicolás Maduro, un ex conductor de autobús y líder sindical que durante años coqueteó con el maoísmo chino. De facto, Maduro es en estos momentos el hombre fuerte de Venezuela. Ayer, quiso tranquilizar a los venezolanos y dijo que  la salud de Chávez evoluciona de “estable a favorable”. La complejidad política de la situación ha disparado todo tipo de especulaciones. Dentro de los opositores a Chávez, algunos están convencidos de que el chavismo, políticamente, no sobreviviría a la muerte biológica del caudillo venezolano. Entre los partidarios del ex militar golpista se piensa todo lo contrario, y los más entusiastas aseguran que la revolución bolivariana que inauguró una nueva etapa política en Venezuela y abrió las puertas a experiencia populistas y  más o menos izquierdistas en otros países latinoamericanos, goza de buena salud.