Una víctima de las torturas de la CIA gana la batalla judicial

Piotr Kowalski-Varsovia

Una víctima de los secuestros y las torturas de la CIA contra supuestos terroristas de Al Qaeda en Europa gana un juicio al Estado de Macedonia. La CIA utilizó a varios países europeos para interrogar ilegalmente y maltratar a personas sospechosas de terrorismo

Macedonia, un antiguo territorio de Yugoslavia,  anunció ayer que acata y cumplirá la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que sentenció  que el Estado balcánico torturó a un ciudadano alemán y colaboró con Estados Unidos en los vuelos secretos de la CIA. Esos vuelos fueron organizados para trasladar ilegalmente a varios países a presuntos terroristas vinculados a la red Al Qaeda, que  fueron secuestrados para ser interrogados y torturados por sus captores. La decisión del alto tribunal es definitiva y no se puede recurrir. “Hemos creado una comisión para el cumplimiento de la condena que ya ha empezado a trabajar y en su próxima sesión tomará medidas para que todas las normas del Tribunal de Estrasburgo se lleven a efecto”, declaró a los medios macedonios Kostadin Bogdanovski, representante legal de Macedonia ante ese tribunal. El dictamen de la corte de Estrasburgo  es la primera condena contra un país europeo por haber colaborado con los llamados vuelos secretos de la CIA. El fallo señala que  Macedonia violó hasta cuatro artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos, por lo que condena a ese país a pagar al denunciante, Jaled El-Masri, 60.000 euros por daños y perjuicios. Según la justicia, Macedonia no sólo practicó la tortura con El-Masri, sino que lo entregó ilegalmente a la CIA sabiendo  que el reo se exponía a nuevos malos tratos. Un portavoz gubernamental se negó a hacer comentarios y explicó que no habrá postura oficial hasta que se conozca el contenido de la sentencia. En Polonia, al menos seis vuelos sospechosos de ser organizados por la CIA aterrizaron en el aeropuerto polaco de Szymany, al norte del país, en 2002 y 2003. Según varias denuncias, la CIA utilizó cárceles secretas en Polonia y Rumanía para interrogar ilegalmente y torturar a presuntos terroristas de Al Qaeda.

Liberman procesado

Por otra parte, en Israel, el ministro de Asuntos Exteriores, el ultraderechista Avigdor Lieberman, será procesado por abuso de confianza. El fiscal general y asesor legal del Gobierno, Yehuda Wainstein,  anunció el cierre del principal caso de corrupción contra el ministro en el que se sospechaba que había cometido fraude, blanqueo de dinero y acoso de testigos. Pero, sin embargo, lo procesó por abuso de confianza y fraude en un caso relacionado con el nombramiento de su asesor Zeev Ben Arie como embajador en Bielorrusia. “Lieberman cometió un daño importante en la confianza del público y grave conflicto de intereses”,  dijo el fiscal general del Estado. En una primera etapa, la justicia le investigó por una supuesta financiación irregular electoral. Después las pesquisas se ampliaron sobre la posibilidad de que durante el periodo 2001-2008 el diputado y posteriormente ministro Lieberman recibió millones de dólares a través de varias empresas-tapadera en Israel y Chipre sin informar a las autoridades. “Pago el precio con amor. No tengo ningún problema. He pedido que me retiren la inmunidad. Quiero que el juicio sea lo más rápido posible. Mis abogados estudian el material pero según la opinión jurídica, no tengo la obligación de dimitir. Estudiaremos el caso y decidiremos de forma correcta con su asesoramiento”, manifestó Liberman.