España y Portugal salen a la calle contra la austeridad

C. García-Rabat

España y Portugal, dos de los países de la UE más golpeados por la crisis, han salido a la calle este fin de semana para protestar contra la austeridad y los recortes sociales. En la foto, un grupo de manifestantes en Lisboa

Decenas de miles de personas salieron a la calle este fin de semana en España y Portugal para protestar contra las medidas de austeridad presupuestaria y recortes de servicios sociales básicos que llevan a cabo los Gobiernos conservadores de los dos países. España y Portugal son dos de los países de la Unión Europea (UE) que más están sufriendo por culpa de la crisis económica y financiera que se desató en 2008. En Madrid, una gran masa de manifestantes recorrió el domingo la capital de España para denunciar los recortes presupuestarios en la sanidad pública decididos por el Gobierno regional del Partido Popular (PP) y la privatización prevista en varios hospitales y centros de salud de la comunidad autónoma. Médicos, enfermeros y usuarios de la sanidad pública formaron cuatro manifestaciones que salieron de varios hospitales de Madrid antes de concentrarse en la Plaza Cibeles, en pleno centro de la capital, y dirigirse después a la cercana Puerta del Sol, donde los manifestantes observaron un minuto de silencio. “Esto no es una manifestación de los sindicatos y de organizaciones profesionales, sino de todos los ciudadanos a favor de la sanidad pública”, explicó a los medios una manifestante. “No estamos de acuerdo que quieran privatizar los hospitales que mejor funcionan, porque, además, no está demostrado que el sector privado sea más  barato  y eficiente que el sector público”, recalcó otro ciudadano. Muchos manifestantes corearon consignas como “Sanidad pública” y “Nada, nada, nada para el sector privado”. “La sanidad pública es de todos y para todos” y “La sanidad pública no se vende, se defiende” eran algunos de los lemas que se podían leer en las pancartas. Acosado por problemas de liquidez, el Gobierno de Mariano Rajoy quiere ahorrar unos 7.000 millones de euros en materia sanitaria.

Contra la UE y el FMI

Por otra parte, miles de personas participaron el sábado en Lisboa en una protesta  contra la sumisión del Gobierno portugués a la Unión Europea (UE) y al Fondo Monetario Internacional (FMI). El desfile fue organizado por la CGTP, principal confederación sindical del país, y se dirigió hasta el palacio de la presidencia de la república, donde los manifestantes pidieron al jefe del Estado, Anibal Cavaco Silva, que no promulgue la ley de finanzas para el año que viene. Con tal de reducir el déficit público a 4,5% del PIB, la coalición gubernamental de centroderecha aprobó a finales de noviembre un presupuesto de un rigor sin precedente, marcado por una subida generalizada de impuestos. Cavaco Silva tiene que decidir esta semana si promulga la ley de finanzas. “Exigimos al presidente que escuche al pueblo y rechace ese presupuesto”, declaró el secretario general de la CGTP,  Armenio Carlos. Portugal lleva más de año y medio, desde que fue intervenido por la UE y el FMI, aplicando profundas reformas de su sistema económico que han generado un gran descontento popular. El país está en recesión y el paro alcanza al 16% de la población activa y al 39% de los jóvenes entre 16 y 25 años.