Marruecos formará sacerdotes católicos y pastores protestantes

D. Benjadra-Rabat

Marruecos quiere formar a sacerdotes católicos y pastores protestantes para hacer frente a la creciente demanda religiosa de los estudiantes subsaharianos cristianos. En la foto, un oficio religioso en una iglesia católica

Marruecos, país musulmán que tolera el ejercicio de otros cultos pero no permite a sus ciudadanos que cambien de religión, ha decidido, sin embargo, que en su territorio si que se pueden formar sacerdotes católicos y pastores protestantes. La decisión la ha tomado el Instituto al Mowafaqa de Rabat, cuyos responsables constataron que ante la llegada masiva de estudiantes  subsaharianos cristianos a este país el número de religiosos católicos y protestantes en las iglesias y los templos no era suficiente. Para paliar este problema, el instituto marroquí ha puesto en marcha una formación de religiosos cristianos, que dará sus primeros pasos en enero de 2013. La decisión cuenta con el apoyo de las autoridades marroquíes.  El Instituto al Mowafaqa fue fundado el pasado mes de junio por la Iglesia católica y está situado en el barrio de la Tour Hassan de Rabat. Este organismo dependiente de la Iglesia ofrecerá a sus estudiantes formaciones universitarias en teología en lengua francesa, así como cursos sobre el diálogo con el islam y sobre cómo vivir la fe cristiana en un país musulmán, pero “sin ánimo de proselitismo y dentro del respeto a la legislación marroquí”, según los responsables del instituto. Marruecos no permite el proselitismo entre la población musulmana de religiosos o seglares de otros credos, y algunos extranjeros que lo han intentado han sido expulsados del país sin contemplaciones. Las formaciones universitarias que serán impartidas por unos departamentos de teología y de diálogo de culturas y de religiones han sido cuidadosamente preparadas por el Instituto Católico de París y la Facultad de Teología Protestante de Estrasburgo. Ambas instituciones reclutaron a profesores con la formación teológica adecuada para trabajar en Marruecos.

Alumnado diverso

Según el Instituto al Mowafaqa, el alumnado está compuesto por tres categorías de personas: sacerdotes y pastores de las Iglesias católica y protestante de Europa y de África con experiencia y ganas de mejorar su conocimiento sobre el diálogo religioso y laicos que tienen las mismas motivaciones. La formación también está abierta a expatriados que viven en Marruecos. Además de las clases, el instituto organizará debates, conferencias y cursillos nocturnos, así como programas artísticos para enriquecer los conocimientos en el terreno religioso. Los estudiantes africanos y europeos podrán seguir esta formación siguiendo un modelo parecido al programa Erasmus. Para los responsables del instituto, “el objetivo no es formar religiosos, sino adultos responsables, aunque los que quieran ser religiosos tendrán todas las facilidades para lograrlo”. La financiación del programa procede de mecenas privados, instituciones oficiales y de la red de iglesias cristianas en Europa.