Un vendedor de pescado paquistaní se convierte en una estrella del pop

D. Benjadra-Rabat

Mohamed Shahid Nazir (en la foto) es un vendedor de pescado paquistaní en Londres que se ha convertido en una estrella del pop

Es paquistaní y vendedor de pescado en Londres. Se llama Mohamed Shahid Nazir y está a punto de convertirse en una estrella del pop gracias a Internet. Hace unos meses, su vida discurría entre pescados y clientes… Ahora este melómano se prepara para hacer parte del top 10 británico gracias a una canción que él mismo compuso mientras vendía sardinas, rape y gambas en una pescadería londinense. La historia de este paquistaní tiene toques de película de Bollywood. Este pescadero aficionado al pop llegó al Reino Unido para estudiar, pero tuvo que ponerse a trabajar para poder vivir. Encontró un empleo como vendedor de pescado en el mercado de Queen´s d´Upton Park, situado en un barrio popular de la capital británica. El dueño de la pescadería le propuso al bueno de Mohamed, al ver que era un chico amable con los clientes y trabajador, que cantara vendiendo el pescado. Y es que también se dio cuenta que el muchacho tiene muy buena voz. Mohamed Shahid Nazir no se lo pensó dos veces y siguió las recomendaciones de su empleador. “Vengan señoras, vengan señoras, un pescado por una libra”, cantaba este treintañero. La pescadería se convirtió en poco tiempo en una atracción, y aumentó la clientela. Un cliente grabó al joven pescadero paquistaní y colocó la película sobre YouTube. Sin quererlo, Mohamed se había convertido en una estrella. A los pocos meses, el muchacho ya era conocido por millones de internautas que habían visto el vídeo ‘One pound fish man’. Su estilo se parece al del rapero surcoreano  Psy y su canción ‘Gangnam style’. La casa de discos Warner se dio cuenta que había encontrado un filón de oro con el pescadero paquistaní y le propuso grabar la canción. Mohamed aceptó, y ahora está en la cresta de la ola. En declaraciones a una cadena de televisión privada paquistaní con sede en Londres, el joven declaró: “Es Dios el que me ha inspirado esta canción”.

País de origen

Mohamed Shahid Nazir también se ha dado a conocer en su país de origen. Los niños en la calle o en el patio del colegio canturrean: “Very very good, very very cheap”. Muchos paquistaníes han visto el vídeo y han escuchado el disco que grabó. Están orgullosos de su compatriota que ha triunfado en el Reino Unido. No todos tienen tanta suerte. Nadie sabe exactamente cómo se las ingenian las paquistaníes para ver el vídeo porque  YouTube lleva tres meses bloqueado en el país por orden de las autoridades, desde que difundió una película que se burlaba del islam. En el pueblo de Mohamed, Pattoki, que está ubicado a unos 200 kilómetros de Islamabad, la madre y la mujer del joven cantante hablan con orgullo de su hijo y esposo y muestran a los visitantes fotos de este joven antes de que fuera una estrella del pop, vestido con una túnica tradicional y un velo islámico cubriéndole la cabeza. El hijo pródigo ha colocado a Pattoki en el mapa. Como en las mejores producciones de Bollywood…