Moroko Loko o el delirio nocturno

Fanou Adjani Souag-Rabat

El disc-jockey (dj) rabatí Amine Akesbi (en la foto), conocido con el nombre de Amine K, ha revolucionado el mundo de la música electrónica en Marruecos al impulsar las veladas de Moroko Loko

Desde hace un tiempo, las veladas locas del colectivo Moroko Loko triunfan en Marruecos. Este colectivo toca música electrónica underground, y lo hace en un ambiente de locura y de fiesta; es un colectivo desacomplejado que lo único que desea es pasárselo bien. La historia empezó hace más de un año y nació de un pensamiento, una idea, un concepto. Moroko Loko pretende ser una velada  privada entre amigos apasionados por la música electrónica. En efecto, hoy, Moroko Loko se ha convertido en el espacio de un año en una referencia nacional en materia festiva. Su fundador, el disc-jockey (dj) rabatí Amine Akesbi, conocido con el nombre de Amine K, afirma a Correo Diplomático que “el objetivo de este concepto es cambiar las mentalidades aplicando reglas opuestas a lo que los marroquíes están acostumbrados a seguir. Militamos por romper los códigos de la escena musical marroquí, pero también los códigos de la fiesta”. Basta con asistir a una de las fiestas de Moroko Loko que organiza este colectivo varias veces al año en todo Marruecos para darse cuenta que lo que dice Akesbi no son palabras vacías. Las veladas son únicas y están a mil leguas del ambiente general que domina habitualmente en las discotecas del paseo marítimo de Casablanca o de Marrakech. El concepto de Moroko Loko salió a la luz tímidamente en 2009. En esa época, Amine K constató que en  Marruecos faltaban veladas underground electrónicas como las que se celebran regularmente en Berlín, Londres o Madrid. Decidió entonces  asociarse a otros djs, Une y Mar1, que son unos auténticos campeones, con tal de crear un concepto inspirado  de diferentes acontecimientos a los que asistieron en el extranjero, pero dándole un toque personal original. La primera velada se organizó en una famosa discoteca, ‘La cinquième avenue’ (La quinta avenida) de Rabat. Hubo mucha música electrónica y a los asistentes se les pidió  que dejaran el cerebro fuera del local y vistieran de manera informal, en contra de lo que suele ocurrir en este tipo de ambiente. El colectivo innovó muchas cosas en este espectáculo; por ejemplo, colocó la cabina del dj en la pista de baile y no a una altura de varios metros, como se suele hacer de costumbre.

Espectáculo exitoso

El espectáculo fue un éxito, y motivó al colectivo para repetir la experiencia. “No teníamos ninguna pretensión al principio, solo queríamos divertirnos y airear un poco la música electrónica local. Nunca pensamos que iríamos tan lejos” afirma Amine K. Desde entonces, este colectivo ha organizado unas 30 veladas en Rabat, Casablanca, Marrakech, en antiguos cabarets, en discotecas o al borde de una piscina. Los días de espectáculo, los billetes se venden como churros y los asistentes se visten de manera extravagante. Es evidente que uno de los factores del éxito de Moroko Loko, es la música que se toca en esas veladas. En esas fiestas no hacen acto de presencia la música de David Guetta, de Rihanna o de Bob Sinclar, sino la música electrónica underground. En cada velada,  jóvenes djs como Amine K, Yunes, Marl, Driss Skalli, Amnaye o Daox compiten en escena  y hacen felices a los melómanos de los sonidos electrónicos. De forma regular, djs internacionales son invitados, es el caso del japonés Tomile o del británico Lee Buridge, que son grandes referencias en este mundo musical. El objetivo es ofrecer  a los “lokos” un repertorio de lo que se hace en el extranjero e inspirar a los jóvenes djs marroquíes. Este trabajo está dando sus frutos. La aventura de Moroko Loko es un soplo de aire fresco  sobre la escena electrónica local, y por eso las veladas underground se suceden una tras otra. “Asistimos cada vez más a la emergencia de una nueva era en la escena electrónica marroquí. Cada vez hay más jóvenes djs que se interesan por la música underground”, explica Amine K. El hecho de que el pasado mes de septiembre el colectivo Moroko Loko participara en la prestigiosa Techno Parade de París es muy revelador de lo que está ocurriendo en Marruecos. Amine K y sus acólitos representaron a Marruecos y fueron los invitados de honor en un acto que reunió a unos 300.000 fans de la música electrónica.