India celebra los funerales por la estudiante violada en un clima de máxima tensión

Ahmed Chabi-Rabat

India celebra los funerales por la estudiante violada en un clima de máxima tensión. En la foto, un grupo de ciudadanos protesta contra las agresiones sexuales en Nueva Dehli

La  ceremonia de cremación de la estudiante víctima de una violación colectiva a mediados de este mes se llevó a cabo ayer en Nueva Delhi en un clima de máxima tensión. Los restos mortales de la joven de 23 años fueron incinerados en una hoguera funeraria, conforme a la tradición hindú, en presencia de los padres y familiares de la víctima y de los responsables políticos, en el distrito de Dwarka, en el suroeste de la capital india. En otros puntos de Nueva Delhi tuvieron lugar concentraciones de ciudadanos en homenaje a la víctima. La corta ceremonia se desarrolló bajo protección policial. Las fuerzas de seguridad quisieron evitar disturbios protagonizados por ciudadanos enfurecidos, como los que han ocurrido en Nueva Delhi en los últimos días. Los padres de la víctima fueron recibidos por el primer ministro, Manmohan Singh y la presidenta del gobernante Partido del Congreso, Sonia Gandhi. Ambos dirigentes políticos rindieron honores a la joven estudiante muerta tras haber sufrido una brutal violación. El primer ministro destacó que la joven se ha convertido en “la hija de la India”. La muchacha falleció el pasado sábado en el hospital Mount Elizabeth de Singapur, donde fue trasladada el jueves en un estado crítico  después de haber sido intervenida quirúrgicamente en tres ocasiones. La víctima presentaba graves lesiones en los intestinos y el cerebro y sufrió una parada cardíaca. Su violación ocurrió el pasado 16 de diciembre tras haber subido en un autobús. Fue atacada por seis hombres, que la violaron varias veces antes de sacarla del autobús y abandonarla en la carretera en compañía de una amiga de la víctima. La chica se iba a casar con su novio el próximo mes de febrero, y el día de la agresión  estaba organizando diversos preparativos para la boda.

Agresiones frecuentes

Las agresiones sexuales y las violaciones colectivas son un drama frecuente en la India. Según datos oficiales, el 90% de los 256.329 crímenes que se cometieron en el país en 2011 tuvieron como víctimas a una o más mujeres. La Oficina Nacional de Registro de Crímenes reveló en 2011 que cada 20 minutos una mujer es violada en la India, pero que en sólo uno de cada cuatro casos el culpable es condenado debido, según los expertos, a la “inmensa corrupción” presente en la Policía. “No es la primera ni la última violación colectiva que se comete en la India, pero lo que está claro es que ya no aguantamos más esos crímenes sexuales”, manifestó la abogada Bela Rana durante un acto de protesta. “¿Qué hará el Gobierno para que el país sea más seguro para todas las mujeres?¿Y qué haremos cada una de nosotras para luchar contra los prejuicios de la misoginia tan profundamente arraigados en la sociedad?, se preguntó ayer el periódico The Times of India. El primer ministro, Manmohan Singh, se comprometió a endurecer las penas contra los violadores y autores de crímenes sexuales. Una de las medidas urgentes que ha tomado el Gobierno indio es la publicación en Internet por parte de la Administración federal de los nombres de los violadores condenados por sus crímenes. La medida empezará aplicándose en Nueva Delhi, conocida como la “capital de la violación” debido a la inseguridad y numerosas agresiones sexuales que se cometen en sus calles.