La brasileña que ofreció su virginidad ya es conejita en Playboy

Dunia Benjadra-Rabat

Catarina Migliorini, la brasileña de 20 años que vendió su virginidad al mejor postor, se ha convertido en conejita en Playboy

Catarina Migliorini, brasileña de 20 años, no sabía cómo llamar la atención y ganar dinero y decidió subastar, como si se tratara de un vulgar objeto, su virginidad al mejor postor. No es un secreto casi para nadie que en este mundo machista donde la mujer sigue siendo un objeto de oscuro deseo y consumo sexual, la virginidad femenina tiene su precio. Aunque el mundo ha evolucionado mucho en las últimas décadas y las mujeres han logrado algunas victorias importantes en el terreno social, político, económico y jurídico, siguen siendo consideradas por muchos hombres como un mero instrumento para su disfrute sexual. Y para muchos trogloditas del sexo masculino que no ven más allá de la punta de la nariz, la virginidad femenina es un bien preciado. La joven Catarina Migliorini quizá no supiera estas cosas cuando decidió vender su virginidad. Pero consiguió su propósito: un japonés llamado Natsu se sintió atraído por la oferta. Las autoridades brasileñas han abierto una investigación sobre este asunto, y el fiscal general, Joao Pedro de Saboia, tratará de evitar que se consuma la relación sexual por todos los medios. Pero según diversas informaciones periodísticas, la chica ganó 780.000 dólares. Este patético asunto quedó registrado en el documental australiano ‘Virgin Wanted’. No se sabe si el pagador de tal cantidad de dinero pudo desflorar a la joven. Los hechos ocurrieron hace un par de meses y la joven brasileña aseguró que su objetivo era muy loable: quería fundar una ONG con el dinero obtenido para ayudar a los más necesitados de su país. ¿Verdad o mentira? Nadie lo sabe. Parece ser que, de momento, Catarina Migliorini no ha compartido el dinero que ha recibido con ningún pobre. Pero, sin embargo, sí ha llamado la atención de Playboy. La famosa revista de Hugh Hefner  tentó a la joven con una producción y miles de dólares y sacó su foto en portada totalmente desnuda y abrazada a un mimoso oso de peluche gigante y de color rosa. No falta un titular muy sugestivo que dice: “La virgen Catarina, para romper el año y traer buenas vibraciones para 2013”. Este número de Playboy saldrá a la venta esta semana. Los pobres de Brasil pueden dormir tranquilos, porque su situación no mejorará en 2013 y no recibirán ni un duro de la joven.

Documental con Catarina

Frank Thorne,  portavoz del director de cine australiano Justin Sisely, explicó al diario Huffington Post que el cineasta está interesado en rodar un documental con Catarina y todo el proceso al que la joven se ha sometido voluntariamente. El director  no descarta incluso incluir en la película a otros casos similares. De momento, el director y su estrella brasileña se encuentran en Australia para comenzar con la filmación una vez hayan acabado las fiestas navideñas.