Charlie Hebdo saca a la calle su cómic sobre la vida del profeta Mohamed

J.C. Dufour-París

Charb, el director del semanario satírico francés Charlie Hebdo, presenta el último y polémico cómic sobre la vida del profeta del islam, Mohamed

La polémica revista satírica francesa Charlie Hebdo publicó ayer un suplemento especial de 64 páginas con un cómic sobre la vida del profeta y fundador de la religión  musulmana, Mohamed,  cumpliendo de esa forma  lo que había anunciado la semana pasada. El pasado mes de septiembre esta revista, que en los años 70 del siglo pasado era un medio muy cercano a la extrema izquierda anarquista francesa, publicó unas caricaturas sobre Mohamed, lo que provocó  protestas de grupos de islamistas radicales muy minoritarios en Francia y en otros países. Las autoridades francesas y muchos intelectuales de derecha e izquierda condenaron los actos violentos de los islamistas radicales, pero lamentaron las viñetas publicadas por Charlie Hebdo. Algunos colectivos consideraron que esta revista contribuye a alimentar la  islamofobia, que está creciendo en Francia y en otros países europeos. En esta ocasión, la portavoz del Gobierno francés, Najat Vallaud-Belkacem, que es de origen marroquí, apeló a la libertad de expresión, pero lamentó la decisión de Charlie Hebdo. La revista asegura que esta serie sobre el profeta del islam es “perfectamente halal” y está basada en crónicas musulmanas. Uno de los autores de este trabajo, Zineb, es un sociólogo francomarroquí de las religiones. El director del semanario, Charb, explicó que este cómic es “una biografía autorizada por el islam porque fue redactada por musulmanes. Es una compilación de lo que  ha sido escrito sobre Mohamed por cronistas musulmanes, y nosotros simplemente hemos puesto las imágenes”.

Humorista egipcio

Por otra parte, según informa Mohamed Mestiri desde Túnez, el fiscal general de Egipto abrió una investigación contra el célebre humorista egipcio Bassem Yusef después de que un abogado islamista pusiera una denuncia contra el artista porque se burló del presidente Mohamed Mursi en su programa humorístico en la cadena de televisión CBC. El programa, que se llama ‘Al Bernameg, ha superado todos los récords de audiencia. Bassem Yusef, que es cirujano de formación,  es uno de los símbolos de la revolución egipcia contra Hosni Mubarak. En tiempos difíciles para muchos egipcios, este humorista produjo una serie de clips humorísticos contra el poder, que fueron difundidos por Internet y llegaron  a temer a más de 100.000 seguidores en 24 horas. Bassem Yusef fue contratado por la cadena de televisión privada ONTV antes de pasarse a CBC. Como en tiempos de Mubarak, sus críticas humorísticas preferidas van dirigidas al poder y sobre todo a Mursi, lo que le ha valido la condena de los Hermanos Musulmanes. El humorista suele presentar a Mursi como un faraón y también se burla de muchos jefes religiosos. Estos últimos lo han calificado de “payaso” y suelen decir de él que es homosexual. La ONG Human Right Watch (HRW) ha condenado la multiplicación de denuncias contra distintos creadores por parte de responsables políticos, y cree que la libertad de expresión está en peligro en Egipto.