La Policía detiene a un ex jefe militar turco por un golpe de Estado

Ahmed Chabi-Rabat

Un grupo de manifestantes sale a la calle en solidaridad con el general Ismail Hakki Karadayi, ex jefe del Estado Mayor del Ejército

La Policía turca detuvo ayer al general Ismail Hakki Karadayi, ex jefe del Estado Mayor del Ejército, en su domicilio de Estambul. El general, que fue trasladado a la capital de Turquía, Ankara, para ser interrogado, es sospechoso de haber participado en la organización de un golpe de Estado en 1997. Esta detención es la última de una serie de arrestos de altos mandos y oficiales de las Fuerzas Armadas durante los últimos dos años bajo la acusación de haber participado en intentos de golpes de Estado en el país. El gran modernizador de la Turquía del siglo XX, Kemal Atatürk, fue un oficial del Ejército, y durante décadas las Fuerzas Armadas han desempeñado un papel de vanguardia en el mantenimiento del sistema laico en Turquía y han sido el principal enemigo del islamismo  político. Entre 1960 y 1980 los militares intervinieron contra varios gobiernos a los que consideraban poco laicos y eficaces. Aunque los tiempos han cambiado y los islamistas  moderados  gobiernan el país, muchos militares siguen pensando que son el último garante de la modernidad iniciada en el siglo pasado. El general Karadayi, de 80 años de edad, está acusado de haber participado en el conocido como el “golpe de Estado posmoderno” y también  proceso del 28 de febrero. Este alzamiento fue una intervención militar que obligó al entonces primer ministro, el difunto Necmettin Erbakan, a dimitir de su cargo por sus supuestos intentos de islamización de Turquía. Se  definió el golpe como “posmoderno”, porque no hubo soldados implicados y porque el Gobierno que se formó tras la dimisión de Erbakan estuvo constituido de civiles. La detención de este alto mando castrense fue provocada por una denuncia del que entonces era su segundo en el Ejército, el general Cevik Bir, que fue arrestado en abril de 2012 por el mismo caso. Bir dio detalles sobre la formación del llamado Grupo de Estudio de Occidente (BCG, en turco) y aseguró que Karadayi tenía conocimiento sobre este colectivo golpista. Karadayi lo  negó en el pasado ante una comisión parlamentaria.

Comité de oficiales

El BCG era un comité de oficiales del Ejército que supuestamente se dedicaba a espiar a miembros del Gobierno. Además, este colectivo también habría almacenado ilegalmente información privada sobre las afiliaciones religiosas y políticas de intelectuales, soldados, funcionarios y políticos como parte de este llamado proceso del 28 de febrero. Unas 60 personas han sido detenidas en el marco de esta investigación sobre el  golpe de Estado, incluyendo a seis generales retirados, contra quienes se presentaron cargos en mayo del año pasado. Militares como Kenan Evren y Tahsin Sahinkaya, supervivientes de la junta que tomó el poder en 1980, también fueron enjuiciados en abril del año pasado por ese golpe de Estado. El Gobierno  del actual primer ministro, el islamista moderado Recep Tayyip Erdogan, mantiene unas relaciones tensas con los militares, que suelen ser acusados con bastante frecuencia de querer derrocar al poder ejecutivo. El pasado  mes de septiembre, un juez condenó a otros tres generales a 20 años de prisión cada uno por haber preparado otro golpe de Estado. Según la sentencia, en 2003 los militares habían planeado bombardear mezquitas e iniciar una guerra contra Grecia con el fin de de justificar un golpe contra el Gobierno de Erdogan, que había sido elegido democráticamente un año antes. En total, cerca de 330 oficiales del Ejército fueron condenados en relación con este caso. Asimismo,  otro ex jefe del Estado Mayor, el general Ilker Basbug, fue arrestado en enero de 2012 como parte del caso Ergenekon. Este es  el nombre de una  organización ultraderechista y clandestina turca que ha sido acusada de cometer numerosos actos de violencia política  en los últimos 30 años, y también  de haber intentado acabar con el Gobierno de Erdogan en 2003. Unos 400 sospechosos están siendo juzgados en relación a este caso.