Putin concede la ciudadanía rusa a Gérard Depardieu

E. Medvédev-Moscú

Vladimir Putin ha decidido conceder la ciudadanía rusa al actor francés Gérard Depardieu (en la foto)

El presidente Vladimir Putin decidió ayer conceder la ciudadanía rusa al actor francés Gérard Depardieu, quien recientemente amenazó con renunciar a su pasaporte  como forma de protesta por el aumento de los impuestos para los más ricos que ha decidido el Gobierno socialista francés de Jean-Marc Ayrault. Depardieu se instaló en un pueblo belga a 10 kilómetros de Francia, y esta decisión no  gustó nada al Gobierno francés. Ayrault acusó al actor  de ser ser un exiliado fiscal que se fue  a vivir al país vecino para no pagar sus impuestos en Francia. Depardieu se enfadó y tras negar las acusaciones se mostró dispuesto a devolver a Francia su pasaporte y su tarjeta de la seguridad social. Así lo declaró al periódico galo Le Journal du Dimanche. Pocos días después se mostró dispuesto incluso a adquirir la nacionalidad rusa. Moscú aceptó su petición. El Kremlin, en un escueto comunicado, señaló que “Vladimir Putin ha firmado un decreto que otorga la ciudadanía rusa al francés Gérard Depardieu”. Hace unos días, el presidente ruso ya se mostró dispuesto a conceder el pasaporte ruso a Depardieu. “Si Gérard quiere realmente tener un permiso de residencia o un pasaporte ruso, el asunto ya está arreglado y de manera positiva”, dijo Putin. “Tenemos relaciones amistosas, pero yo sé que él se siente francés”,  añadió el presidente ruso. En Rusia, al principio, nadie se lo tomó muy en serio y hace unos días  incluso un portavoz de Putin llegó a calificar de “broma” la  petición de Depardieu.

Estrechas relaciones

El actor francés mantiene estrechas relaciones con Rusia y países de la antigua URSS. Depardieu ha trabajado en anuncios publicitarios para bancos de Kazajstán y la compañía aérea de Armenia, y promueve la gastronomía de Azerbaiyán. También participa regularmente en el Festival de cine Eurasia, en Kazajstán, a cambio de recibir unos 100.000 dólares por dos o tres días de presencia en ese evento. Depardieur declaró en plan provocador hace poco: “Me gusta Putin, Rusia y su democracia”.