Rajoy mantiene la incógnita sobre el subsidio básico a los parados

Diego Sañudo-Madrid

Mariano Rajoy todavía no ha confirmado si mantendrá la ayuda de 400 euros a los parados que no cobran prestaciones por desempleo. En la foto, un grupo de parados hace cola en una oficina de empleo

La incertidumbre rodea a la conocida como ‘ayuda de los 400 euros’, una prestación que creó el anterior equipo de Gobierno en plena crisis (marzo de 2010) para quienes ya no tienen derecho al subsidio de  desempleo pero siguen sin encontrar trabajo y tienen cargas familiares. De él se han beneficiado desde su creación más de 600.000 personas.Esta subvención, que ha sido ya parte de arduos debates, ha sido renovada por el Partido Popular (PP) y se llevó a cabo el mismo esquema que parece reproducirse ahora: hasta el último momento no se ratifica nada, el plazo acaba en febrero, y mientras, se sondea qué daño podría hacer su desaparición aunque sea de manera paulatina. “El Gobierno hará lo que tenga que hacer y tomará las decisiones oportunas”, ha afirmado la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, recordando tan solo que el actual Ejecutivo ha prorrogado la ayuda en dos ocasiones. Del mismo modo, si en la anterior ocasión el líder de la oposición, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, iniciaba una campaña para promover la renovación de este plan de ayudas a los desempleados, también repite ahora la misma estrategia. Lo hace de forma lapidaria con el lema “Por justicia, por dignidad, entre todos salvemos los 400 euros”, marcándose además como primer objetivo de su partido que se realice esa prórroga, decisión que depende del PP pues ostenta mayoría absoluta. Pese a todo, la oposición socialista ha hecho promoción aprovechando las redes sociales twitter y Youtube. Unas ayudas que, según el vídeo promocional del PSOE, son las únicas que ahora mismo están percibiendo muchas familias españolas, por lo que su prórroga es una cuestión de “dignidad” y “justicia” para “no abandonar a nadie a su suerte” en medio “de una crisis económica dramática”. “Por eso, por justicia, por dignidad, entre todos, salvemos los 400 euros”,  concluye el vídeo socialista. Esta iniciativa ha sido criticada por la propia secretaria de Empleo por pedir una prórroga cuando Rubalcaba votó en contra por los cambios que se aplicaron en el mes de septiembre, algo que en su opinión “llama la atención” y es una “contradicción”. Sin duda, con la situación social y económica, esta ayuda dirigida a los colectivos más desfavorecidos es hasta estratégica. Se calcula que se beneficiarán más de 130.000 personas en 6 meses, es decir, casi un 5% más de los que se habían beneficiado en la anterior prórroga. En total supondrá para las arcas del estado un desembolso de algo más de 300 millones de euros.

El milagro de Navidad

Así las cosas, diciembre ha dado por fin un respiro en materia laboral al Gobierno de Mariano Rajoy, porque se ha reducido el número de desempleados en 59.094 con motivo de las campañas de Nvidad, lo que supone el mayor descenso registrado en un mes de diciembre en la historia estadística. Eso no quita para que el saldo del año sea negativo, ha aumentado el paro un 9,6%, es decir 426.364, con lo que la cifra total de parados es de 4.848.723.  Pese a todo, ministros como el de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoso,  interpretó ayer la cifra de diciembre como que “algo positivo” le está sucediendo a la economía española. En la misma línea fueron los comentarios de la secretaria de Estado de Empleo, que afirmó que en los últimos seis meses del año 2012 el desempleo ha tenido un “mejor comportamiento” que en el mismo periodo de 2011 pese a la recesión económica y  a la subida interanual del 9,6 % del paro registrado.

Jóvenes beneficiados

Los jóvenes menores de 25 años han sido por primera vez en mucho tiempo los mayores beneficiados de ese descenso en el desempleo ya que superan levemente a los mayores de esa franja de edad. La región más beneficiada con diferencia ha sido Andalucía, que casi aglutina la mitad de los empleos generados en el mes de diciembre, seguido de lejos por Madrid. El fin de la campaña de navidad producirá previsiblemente un aumento del número de desempleados en el mes de enero. Habrá que esperar para ver si realmente la dinámica mejora en los próximos meses como presume el equipo de Gobierno o se mantiene con unas cifras que España cada vez puede permitirse menos asumir.