Vietnam condena a largas penas de cárcel a tres blogueros disidentes

Evgueni Medvédev-Moscú

La Justicia vietnamita ha condenado a largas penas de cárcel a varios blogueros y disidentes al régimen comunista de Hanoi

La Justicia del régimen comunista de Vietnam confirmó hace unos días las condenas a largas penas de cárcel a tres blogueros disidentes acusados de hacer propaganda contra el Estado, según informó uno de los abogados defensores. Vietnam es un país comunista que ha evolucionado mucho en los últimos años en el ámbito económico. Siguiendo los pasos de China, Viertman se está convirtiendo en un dragón económico, pero políticamente sigue siendo una dictadura que no permite libertades públicas y controla todos los medios de comunicación. El proceso contra los blogueros se llevó a cabo en septiembre y apenas duró unas pocas horas. Nguyen Van Hai, alias ‘Dieu Cay’, fue condenado a 12 años de prisión, aunque él mantuvo durante el juicio que era inocente. Su caso llegó a la Casa Blanca y el presidente Barack Obama denunció la situación jurídica de este disidente vietnamita. Ta Phong Tan, una ex policía cuya madre se inmoló el pasado mes de julio, también rechazó las acusaciones, pero fue sentenciada a 10 años de encarcelamiento. Las dos penas fueron confirmadas por un tribunal de la ciudad de Ho Chi Minh (ex Saigón). El abogado de los dos disidentes lamentó que la Justicia no hubieran tenido en cuenta las alegaciones que presentaron sus defendidos durante el juicio de septiembre. Un tercer condenado, Phan Thanh Hai, que fue el único que reconoció su culpabilidad, fue condenado a una pena más suave, tres años de encarcelamiento, en lugar de los cuatro requeridos por el fiscal. El trío disidente fue acusado por los jueces de haber publicado artículos políticos en la web ‘Club de los Periodistas Libres’. Uno de esos artículos criticó duramente la corrupción, la injusticia y la política exterior del régimen dictatorial de Hanoi. Las acusaciones de propaganda contra el Estado e intento de derribar el sistema político imperante son utilizadas regularmente por el régimen contra los disidentes, blogueros y defensores de los derechos humanos en un país donde el Partido Comunista prohíbe todo tipo de debate político y ejerce el poder de forma absoluta.

Periódicos privados en Birmania

Birmania tampoco es un Estado democrático y una junta militar gobernó este país asiático hasta marzo de 2011. Los disidentes como la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi han sido duramente perseguidos por el régimen, pero, poco a poco, gracias a las presiones internacionales y la lucha de la oposición, el sistema político ha tenido que abrirse. A partir del 1 de abril, el país contará con los primeros periódicos privados, según anunció el Ministerio de la Información. La prensa privada verá la luz en Birmania después de 50 años de prohibición.  Es uno de los resultados de las reformas políticas que lleva a cabo el nuevo Gobierno. Las autorizaciones podrán solicitarse a partir del 1 de febrero para diarios nacionales en birmano o regionales en uno de los idiomas de las minorías étnicas o en una lengua extranjera. La junta militar nacionalizó todos los periódicos, y hoy en día las únicas publicaciones privadas son semanarios que utilizan sus webs para satisfacer las ansias de información y conocimiento de la población. Publicaciones como 7Days News y The Voice Weekly están en la lista de los medios que solicitarán su legalización. La censura fue abolida en Birmania el pasado mes de agosto y los periodistas encarcelados fueron puestos en libertad, pero, según Reporteros sin Fronteras (RSF), el país asiático es una de las naciones del planeta que más viola la libertad de prensa y expresión. Sobre una lista de 179 países analizados por RSF, Birmania ocupa el lugar 169.