Brigitte Bardot, siguiendo los pasos de Depardieu, quiere ser rusa

J.C. Dufour-París

Brigitte Bardot (en la foto) también quiere ser rusa, como Gérard Depardieu, porque se opone a que dos elefantes enfermos de tuberculosis del zoológico de Lyon sean sacrificados

¿Qué está pesando en Francia para que personajes públicos como empresarios y actores hayan decidido abandonar el país e incluso renunciar a la nacionalidad francesa? Algunos abandonan el país porque no quieren pagar tantos impuestos y están muy descontentos con la política fiscal que quiere aplicar el Gobierno socialista de Jean-Marc Ayrault. Es el caso del actor Gérard Depardieu. Abandonó su domicilio fiscal en Francia y se instaló  en un pueblo belga a 10 kilómetros de su país de origen. La semana pasada el presidente de Rusia, Vladimir Putin, le entregó un pasaporte ruso a Depardieu. El famoso actor francés fue agasajado por las autoridades rusas y en Francia su decisión de aceptar un pasaporte de un país extranjero que no se caracteriza por tener una democracia muy brillante ni por respetar los derechos humanos fue interpretada como una traición. Los franceses no están acostumbrados a hechos de esa naturaleza. Así las cosas, Brigitte Bardot  la famosa actriz y sex symbol de los años cincuenta y sesenta del siglo pasado, que simpatiza con las tesis de extrema derecha del Frente Nacional (FN), podría seguir los pasos de Depardieu. Su amor por los animales le podría obligar a abandonar su país de origen y pedir la nacionalidad rusa. En efecto, según dijo Bardot, “huiré de este país” si la dirección del zoológico de Lyon pone en práctica su decisión de sacrificar a dos elefantes, Baby y Nepal, enfermos de tuberculosis. La ex actriz, que preside una fundación de defensa de los animales que tiene su nombre, anunció en un comunicado que ya no desea vivir en Francia, porque “este país es un cementerio de animales” y emplazó a “los que tienen el poder” a que tomen medidas para evitar esta situación. En este contexto, Bardot no descartó pedir la nacionalidad rusa.

Carta al presidente

Brigitte Bardot, que hace cincuenta años despertaba los instintos más primarios en los machos de medio mundo, denunció en su comunicado “la cobardía y la impudencia de matar a los dos elefantes Baby y Nepal” y lamentó que las alternativas que presentó su fundación no hayan sido tenidas en cuenta por ninguna autoridad. Bardot escribió incluso una carta al presidente de la república, François Hollande, en la que le pide “indultar a estos animales inocentes”. El pasado 14 de diciembre, el mandatario galo también recibió una petición de indulto pr parte del director del famoso circo Pinder, Gilbert Edelstein. Por su parte, el Ayuntamiento de Lyon justificó la decisión de ajusticiar a los dos elefantes por motivos de salud pública.