El Gobierno venezolano anuncia que Chávez no tomará posesión del cargo de presidente

Elvira García-Buenos Aires

La oposición al chavismo consigue que el Gobierno anuncie que Hugo Chávez no tomará posesión del cargo de presidente el 10 de enero. En la foto, el líder opositor Henrique Capriles Radonski

El líder opositor al régimen chavista, Henrique Capriles Radonski, que es también gobernador de Miranda y fue candidato a la jefatura del Estado en las últimas elecciones presidenciales venezolanas, exigió ayer martes al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que se pronuncie sin ambages sobre la toma de posesión del presidente del país, Hugo Chávez, prevista para mañana jueves. Chávez, que se encuentra en La Habana y físicamente muy debilitado tras haberse sometido a una cuarta operación contra el cáncer que padece, no tomará posesión del cargo. Las presiones de la oposición obligaron al presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Diosdado Cabello, a  confirmar la ausencia de Chávez. Cabello  invocó el artículo 231 de la Constitución que señala que, por causas médicas “sobrevenidas”, se permite al jefe del Estado ser investido en fecha posterior y ante el TSJ. Cabello leyó una carta del vicepresidente, Nicolás Maduro, donde informa sobre la decisión de Chávez de no viajar a Venezuela el jueves. El Parlamento concedió a Chávez “todo el tiempo que necesite” para jurar el cargo posteriormente. El chavismo se ha unido como una piña para hacer frente a la crisis institucional que podría abrise en el país por la ausencia de Chávez. Frente a esta situación, la oposición, que reúne a partidos de distintas tendencis políticas de derecha, centro e izquierda, quiere movilizar a la población y obligar al régimen chavista a asumir sus responsabilidades ante el relativo vacío de poder  en Venezuela. El caudillo de Caracas, antes de viajar a La Habana para hacerse operar, transpasó el poder al vicepresidente y hombre de su máxima confianza, Nicolás Maduro, un ex sindicalista y ex maoísta. Antes del anuncio de Cabello, el oposiror Capriles dijo que  “el país está esperando respuestas sobre la interpretación del TSJ”. El gobernador de Miranda señaló que “si no se cumple la Constitución o si hay un conflicto constitucional es el TSJ al que le corresponde dirimirlo”.

Solidaridad con el presidente

A pesar de su papel de opositor, Henrique Capriles transmitió en rueda de prensa su “solidaridad” al presidente Chávez y a sus familiares y seguidores por su delicado estado de salud. “Quiero arrancar estas palabras haciéndome solidario, no solo con el presidente de la República, sino con los familiares y con todos los seguidores de él”, indicó Capriles. Se preguntó por qué razones  al Gobierno “le cuesta tanto hablar con la verdad”  y subrayó que “por más dura que sea” se debe ir con la verdad “adelante”. Para el líder opositor, “la mentira tendrá su tiempo contado, porque siempre al final conoceremos la verdad”. En la misma línea crítica, Capriles se mostró  contrario a los actos organizados para el día 10 de enero por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), la formación de Chávez, y a la llamada a los mandatarios de la región para participar en unas actividades que, según dijo, buscan “avalar un problema que hay en la Constitución, una interpretación que el Gobierno quiere darle a la Constitución”.