La Justicia argelina condena a cadena perpetua a un terrorista por el secuestro de varios turistas

Ahmed Chabi-Rabat

La Justicia argelina condena a cadena perpetua a un terrorista por el secuestro de varios turistas hace 10 años. En la foto, un grupo de terroristas en el Sahel

Un terrorista argelino, Gharbia Amar, juzgado por su implicación en el secuestro de 15 turistas extranjeros, entre ellos 10 alemanes, en el Sáhara argelino en 2003, fue condenado esta semana a cadena perpetua por el tribunal criminal de Argel. El ciudadano maliense Yusef Ben Mohamed, juzgado en el  mismo proceso, fue condenado a siete años de cárcel  por pertenencia a una organización terrorista armada, el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), que después se transformó en Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), según anunció su abogada. El tribunal reconoció la culpabilidad de los dos terroristas en el tráfico e importación de armas prohibidas. Los dos condenados fueron detenidos en el año 2004 por tropas del Chad y permanecieron presos casi 10 años años en ese país africano antes de ser entregados a las autoridades argelinas. El tribunal acusó a los dos terroristas de haber ejecutado las órdenes de Amari Saifi, alias Abderrezak el Paraca, antiguo número dos del GSPC. Ese jefe terrorista argelino fue uno de los principales instigadores de los secuestros de turistas en la década pasada, y su hombre de confianza era Kamel Djermane, alias Billel Abou Abdeldjalil, que está detenido desde 2004 a la espera de ser juzgado. Amar y Ben Mohamed reconocieron su participación en varias operaciones delictivas como tráfico de armas y asesinatos y su pertenencia al GSPC. El primero también admitió haber participado en una acción armada en el Chad en 2003 durante la cual fue detenido. En este asunto del secuestro de turistas, cuatro hombres, tres argelinos y un yemení, ya fueron condenados en rebeldía 2009  a cadena perpetua. Capturados a principios de 2003, los turistas fueron liberados en dos grupos varios meses después, en un caso durante una operación militar y en el otro a cambio del pago de un rescate.

Rehenes en Níger

Por otra parte, AQMI acusó al Gobierno de Francia   de bloquear las negociaciones para la liberación de cuatro rehenes franceses secuestrados en Níger. En un vídeo publicado por la agencia de prensa online mauritana Sahara Medias, Abou Zeid, uno de los principales jefes de Al Qaeda en África del Norte, afirmó que los cuatro rehenes secuestrados en septiembre de 2010 están  vivos. El portavoz del movimiento terrorista manifestó que “el parón de las negociaciones y el bloqueo total son responsabilidad exclusiva de Francia. Nosotros estamos a favor de las negociaciones y se lo hemos dicho a los franceses hace ya un año”. El pasado 8 de diciembre, Clément Legrand, hermano de uno de los rehenes, hizo saber a los terroristas en un vídeo que entregó a la citada agencia mauritana su disposición a negociar. El 17 de diciembre, el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, reconoció que las negociaciones entre Francia y AQMI se encontraban en un punto muerto.