MEME SOLÍS, UN CABALLERO DE FINA ESTAMPA

Por el Manisero

El artista cubano Meme Solís (en la foto) sigue siendo fiel a sí mismo y es un defensor de la honestidad y la amistad

Fina estampa, caballero,
caballero de fina estampa
un lucero que sonriera
bajo un sombrero… C.G

En Cuba no es necesario conocer el realismo mágico a través de la obra de García Márquez, el pueblo cubano vive lo irreal e imaginario  como cotidiano, y común en primera persona desde hace muchos años. El pasado 5 y 6 de Enero del presente año se realizó en La Habana otro acontecimiento de esos insólitos que nos recuerda al mismísimo Macondo; el propio régimen celebra una gran Gala homenaje a un artista exiliado en Estados Unidos, después de 40 años de censura y prohibición en la isla. Y no es que el homenaje no sea merecido, al contrario, ya era hora de que a uno de los más grandes e importantes compositores e intérpretes de la música cubana, José Manuel Solís o Meme Solís, se le permita el reconocimiento y el aplauso directo de su pueblo y de su público, pero sí resulta paradójico, ya  que fue el propio régimen el encargado de negar, censurar y mantener su nombre, su música y  su obra en silencio dentro de la isla durante todos esos largos años.

El maestro Solís había declinado la invitación que le hicieron las autoridades cubanas, para asistir al homenaje que bajo la dirección de Raúl de la Rosa y titulado “Otro amanecer” se realizó en el cine-teatro América de la ciudad de La Habana y que brindó un merecido reconocimiento a  la música y la obra del compositor, contando con la actuación de las figuras más destacadas de la canción en Cuba, como Omara Portuondo, Miguel Ángel Piña, Ela Calvo, Farah María, Mario Aguirre, Rosita Fornes, Rosa María Medel e Ivette Cepeda que entre otros, interpretaron parte del gran repertorio musical del artista, resultando ser todo  un éxito de público como señalan sus amigas Blanca y Nena en las redes sociales: “Otro amanecer es el triunfo del trabajo de muchos  de tus sacrificios y éxitos, de los que te cantan, de los que te quieren y por eso en nuestros corazones agradecemos siempre este esfuerzo incomparable de Raúl de la Rosa  por su tenacidad para revivir tu música y decirle a las actuales y venideras generaciones que vives en la distancia, en el mañana, en el corazón de todos nosotros…. “Otro Amanecer” ha sido y es el concierto de la música de Meme Solís, la música del amor y de la paz”.

Hablar de José Manuel Solís, uno de los músicos y compositores más importante de la historia de la música cubana, no es posible sin destacar y mencionar su condición de Caballero; su arte, su educación, saber estar, su amabilidad, honestidad, su simpatía con todos los que hemos tenido el privilegio de conocerlo de cerca  y que  todos los que le han rodeado así lo podemos constatar, lo han hecho merecedor de todo nuestro respeto y cariño. Un legado recibido sin dudas, de la educación de sus tiernos y discretos padres Lolo y Balbina que junto a su hermana Ana y sus sobrinas formaban un sólido y cálido hogar que en los últimos 18 años vividos en Cuba se convirtió en un amoroso refugio de protección y amor que junto a sus incontables e incondicionales amigos lo dignificaban y lo convertían un rincón celestial arropado por una especie de manto azul, como el que despliega la vírgen de los mares cuando acude a proteger a sus hijos en peligro.

El caballero íntegro, coherente, que supo mantenerse firme en sus principios ideológicos sin  hacerse participe de esos pactos chantajistas, subyacentes en la dictadura comunista de Cuba y que utiliza como sistema, ofreciendo apoyo,  promoción y espacios  al trabajo de los artistas y creadores  de envergadura a cambio de su adhesión ideológica o quizás una aceptable simulación con el régimen. Meme Solís, como todos lo conocemos, tuvo que sufrir 18 años de marginación, atropello y se le podría  llamar secuestro en Cuba, al presentar sus papeles para emigrar al extranjero en pleno apogeo de su fama en el año 1969 y no recibir la autorización del régimen o carta blanca para salir del país.

Durante esos años que estuvo condenado al ostracismo el compositor hizo lo que desde joven y toda su vida ha hecho y sabe hacer: trabajar y componer, en esta ocasión desde casi la clandestinidad, realizó arreglos y adaptaciones musicales para figuras destacadas de la canción, que llegaron a hacer famosas sus canciones, como Rosita Fornes, Ela Calvo, Elena Burque, Mirta Medina, Malena, canciones como; “Sin un reproche”  y  “Ayúdame”, que fueron incluidas en el repertorio de muchos artistas y  fueron divulgadas por la radio y la televisión cubana sin hacer la mas mínima mención al estigmatizado autor. También llegó a participar desde el anonimato y la complicidad de grandes amigos, como Tomas Morales, en  la realización de muchos espectáculos de la vida nocturna de la ciudad de La Habana.

En todos estos años, no obstante, Meme, con su carácter alegre y jovial y su sonrisa eterna, improvisaba entrañables fiestas y “descargas” junto a sus amigos, donde quiera que hubiese un piano, por cualquier motivo o sin él. De estas veladas tuve el privilegio de participar en muchas ocasiones, tanto en el rincón de  su casa de 25 y L como en las casas de otros artistas como “Las Capellas”, Ela Calvo, por mencionar las que recuerdo que  fueron para mi noches de verdadera magia, donde fluían las improvisaciones vocales mejor que en cualquier espectáculo con muchas horas de ensayo. En estas veladas íntimas, sí se hacía un verdadero homenaje a la canción, a la música, a la complicidad de la amistad y a la esperanza de otros amaneceres.

Y como predijo Miriam la astrologa de La Habana vieja, arriesgando todo su prestigio de vaticinadora, en diciembre de 1987 bajo su condición de ciudadano español adquirida directamente de su padre Lolo, es indultado por el régimen comunista y viaja a España como país de tránsito a Estados Unidos, donde es recibido como un héroe, por el exilio cubano, que siempre se identificó con su penoso cautiverio dentro de la isla en su búsqueda de la libertad y conservó una autentica la adoración por su música y todos los éxitos obtenidos también por el famoso cuarteto creado y dirigido por él, “Los Memes” .

A saltos entre New York donde reside y Miami continúa desarrollando su carrera artística recibiendo el cariño y el aplauso del  público de siempre y de otro cada vez más amplio, consolidando su prestigio de incansable artista que ha creado escuela como maestro de la composición, arreglista e intérprete. Se ha presentado en giras artísticas por México, Puerto Rico, España, Nicaragua, Costa Rica y dentro del propio Estados Unidos.

A raíz de la celebración de este concierto homenaje y de haber rechazado el compositor en 4 ocasiones invitaciones de las autoridades de la isla para actuar en ella,  incluso declinar una invitación personal para grabar un disco  del mismísimo Silvio Rodríguez, se han disparado toda especie de comentarios e interpretaciones por su negativa a acudir a visitar la isla. Meme que es todo un ejemplo de bondad y prudencia, solo ha declarado: “No creo que vaya a Cuba mientras esté ese gobierno. Una cosa es que mi música se ponga allá y otra es que yo vaya”. Han opinado a nivel oficialista los cantautores Silvio Rodríguez y Amaury Pérez Vidal con una especie de perdón implícito por la declinación de las invitaciones y arrepentimiento por su falta de solidaridad en los tiempos difíciles, la bloguera opositora Yoani Sanchez ahora es su fan número uno y hasta la célebre escritora cubana Zoé Valdés ha escrito un artículo que titula  “El emigrante recuperable o casi” donde hace una especie de ensayo sobre la diferencia entre emigrante  y exiliado. Es curioso observar en todos estos artículos y declaraciones todo un abanico de intenciones y subtextos que no vienen al caso ahora señalar, pero que no deja de ser curiosas.

Meme ante este algarabío solo ha declarado en su página de facebock con su habitual serenidad y modestia: “Hola amigos, llegué anoche muy tarde de trabajar fuera de Miami y unas queridas amigas casi hermanas me hicieron algunas notas sobre el espectáculo “Otro Amanecer” con mi música en La Habana. Hoy de seguro espero que me llegue algo más del espectáculo y enseguida lo compartiré con ustedes. Silvio Rodríguez fue alguien cercano al comienzo de todo aquello al igual que Pablo Milanés. Luego todos nos definimos políticamente y todos cogimos caminos diferentes. Agradezco también estas palabras de Silvio Rodríguez desde su lugar y su posición política, lo mismo que la grabación de Pablo de “Que infelicidad”. Ellos son grandes músicos y valiosos para varias generaciones como lo soy yo para ustedes. Me hubiera gustado mucho también haber recibido alguna nota de algún artista colega del exilio y salvo pequeñísimas excepciones ha habido un silencio total. Ni les cuento que graben mi música las grandes estrellas cubanas del exilio (pequeñísimas excepciones). Estoy en mi lugar y desde él recibo todo el cariño que me quieran brindar con respeto y admiración. Siempre he sembrado y ahora estoy recogiendo los resultados. No importa del lugar que venga. Desde mi lugar estoy feliz y agradecido con la vida. Gracias a todos por quererme tanto”. Estas palabras tan honestas y sinceras esta vez sí con un reproche merecido, pero sin importancia, solo pueden venir desde un señor, de un caballero de la canción y de un caballero de fina estampa como concibió Chabuca Granda.

Quien te pudiera guardar
Fina estampa…C.G