Saharauis de El Aaiún confirman que el representante del Polisario en Suecia ha abandonado el movimiento

Ahmed Chabi-Rabat

Saharauis de El Aaiún consultados por Correo Diplomático confirman que el representante del Frente Polisario en Suecia, Alyen Habib El Kentaoui (en la foto), que en diciembre consiguió que el Parlamento del país nórdico aprobara una moción de apoyo a la RASD, ha abandonado el movimiento independentista tras visitar a su familia en el Sáhara occidental

El Frente Polisario, que lleva 37 años enfrentado a Marruecos por el control de la antigua colonia española del Sáhara occidental, ha sufrido una nueva baja en su dirección. Alyen Habib El Kentaoui, que era hasta hace poco el representante del Polisario en Suecia, abandonó recientemente este movimineto independentista apoyado por Argelia tras visitar a su familia en El Aaiún. Fuentes saharauis de diversas tendencias consultadas por Correo Diplomático confirmaron la decisión de El Kentaoui. “La mayoría de los dirigentes del Polisario han abandonado este movimiento y se han ido a Marruecos y algunos a España. Abandonan las filas del Polisario o bien porque han sido víctimas de la represión que se ejerce contra los saharauis en los campamentos de refugiados de Tunduf, o porque se dan cuenta que su lucha no tiene futuro”, asegura un ex independentista. “El caso de El Kentaoui no es el primero ni el último, y ya no funciona el argumento de que Marruecos es generoso con los que traicionan la causa”, recalca el antiguo independentista, que fue uno de los fundadores del Polisario. El Kentaoui, que es hijo de unos ricos comerciantes de El Aaiún, logró a principios del pasado mes de diciembre que el Parlamento sueco, en contra de la opinión del Gobierno de centroderecha, aprobara en sesión extraordinaria una moción de apoyo a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) que el Frente Polisario ha organizado en los campamentos de Tinduf, en el Sáhara argelino. El Kentaoui consiguió que tres grupos de izquierda y un partido de extrema derecha, Demócratas de Suecia, que  defiende posturas xenófobas y hostiles a los musulmanes que viven en el país nórdico, dieran apoyo a la moción. Los medios de comunicación  bajo control del Polisatio y los grupos de solidaridad a la causa saharaui valoraron en términos muy psoitivos la noticia, pero silenciaron el hecho de que la moción aprobada por el Parlamento sueco contó con el aoyo de la extrema derecha. Un saharaui de la ciuidad de Dajla que conoce a El Kentaoui, cuenta a este periódico que “es un hombre honrado y pacífico que estaba cansado de la cúpula del Polisario. Él se metió en política honradamente, y abandona al Polisario porque ya no cree en sus objetivos políticos”. En la misma línea, el ex fundador del Polisario contactado por este periódico explica que el hasta ahora representante del  movimiento independentista en Suecia, “es una persona dialogante y abierta que fue captada por la dirección del Polisario en el octavo congreso, en octubre de1992. No sé lo que hará a partir de ahora Kentaoui, pero respeto su decisión”.

Venta de armas

La polémica noticia de que El Kentaoui había abandonado el Polisario para instalarse en Marruecos fue publicada hace unos días por el diario marroquí Assabah. Después otros medios de Marruecos la recogieron. Según el citado periódico, la dirección del Polisario y los servicios secretos argelinos ejercieron presiones sobre el portavoz del movimiento saharaui en Suecia para prohibirle que viajara a El Aaiún. Según una información que no ha podido ser contrastada por este periódico, la decisión del Parlamento sueco fue una maniobra de Argelia que sirvió como cortina de humo para facilitarle la compra a este país de misiles navales fabricados por la empresa sueca Saab, que estarían destinados a armar unas corbetas  vendidas por Alemania al país norteafricano.