El Ayuntamiento de Reus retira un polémico cartel del carnaval donde salen unos pechos

Dunia Benjadra-Rabat

El Ayuntamiento de la ciudad catalana de Reus, en la provincia de Tarragona, ha retirado un cartel del carnaval donde salen unos pechos, porque considera que ha sido plagiado de una página web pornográfica de Estados Unidos

¿España es un país que con la crisis se está volviendo conservador y pacato? ¿O España combate eficazmente el machismo y el sexismo? Las dos teorías alimentan la retirada por parte del Ayuntamiento catalán de Reus (Tarragona) de un polémico cartel del carnaval donde salen unos pechos femeninos. Sobre los pechos de una chica aparece el lema “I love Carnaval de Reus”. Los responsables municipales justificaron su decisión diciendo que no tienen clara la legalidad del uso de la polémica foto, que es propiedad de una página web pornográfica estadounidense. Después de varios días de tormentosas discusiones, la Federación Reusense de Asociaciones de Carnaval (FRAC) decidió  en asamblea finalmente retirar por plagio el polémico cartel y optar por el que quedó segundo en las votaciones entre los grupos del Carnaval de Reus. No queda claro si el cartel se retiró solo por el hecho de que la foto utilizada es un plagio o porque representa unos valores machistas y sexistas. Los responsables del Gobierno local se decanta por la primera versión. La decisión de la FRAC fue apoyada por la inmensa mayoría de los grupos, a los que denominan pandillas, que participan en el carnaval de Reus. El ganador del concurso para elegir el cartel, dotado con un premio de 800 euros, se decide por votación de todas las comparsas presentes en la asamblea.

Intuición

Las pandillas que eligieron el cartel con la foto de los pechos  ya intuían que iba a ser polémico, y  votaron también por un segundo, en esta ocasión de colores rojos y azules. La FRAC espera que  este segundo cartel sea “el definitivo”. La entidad local calificó de “exagerado el eco que ha tenido esta noticia y desmesuradas y desafortunadas las declaraciones de algunos colectivos y representantes políticos”. La Junta Directiva de la FRAC recordó que el Carnaval de Reus “es famoso por ser polémico, satírico y desvergonzado, además de multitudinario, puritano y familiar”.