Marruecos se coloca en 90 posición en la clasificación sobre libertad económica

Clara García-Rabat

Un estudio del Index of Economic Freedom (IEF) sobre la libertad económica en el mundo coloca a Marruecos en el puesto número 90, muy lejos de los países más avanzados en esta materia

Un estudio del Index of Economic Freedom (IEF) sobre la libertad económica en el mundo coloca a Marruecos en el puesto número 90, muy lejos de los países más avanzados en esta materia. 185 países han sido analizados este año en el marco del IEF. En este sentido, sobre un total de 177 países analizados en 2012, Marruecos ha retrocedido en 2013 de tres puestos, ya que el año pasado se colocó en el número 87. Una de las causas de este retroceso es la fuerte subida del gasto público. Detrás de Marruecos se sitúan países como Túnez (107) y Argelia (145). China y Hong Kong encabezan el ranking, seguidos de Singapur y Australia. Canadá se sitúa en sexta posición, Estados Unidos en el puesto número 10, Reino Unido en el 14. Francia se coloca en el número 62, entre Tailandia y Ruanda. Según señala el informe, aunque Marruecos tiene un mayor nivel de apertura y flexibilidad económicas que Túnez y Argelia, sigue siendo un país que pone trabas a la libertad en la inversión y en el comercio. Además, el déficit presupuestario, la deuda pública que supera el 50% del PIB y la corrupción generalizada, así como la ineficacia del sistema judicial, son un freno objetivo a la plena libertad económica, según IEF. Bahrein, una vez más, es el país que más libertad económica ofrece en la región de África del Norte y Oriente Próximo. Mientras este pequeño país árabe se coloca en el puesto número 1, Marruecos se sitúa en el 15. En la clasificación mundial sobre libertad económica, Bahrein está en el número 12, Catar en el 23 y Arabia Saudí en el puesto 82 del ranking.

Creado en 1995

El índice de libertad económica fue creado en 1995 por la Heritage Foundation y el Wall Street Journal. Ambas entidades organizan cada año su  publicación. El informe de 2013 se basa sobre 10 factores específicos  de libertad económica: el comercio nacional y el internacional, la fiscalidad, el tamaño del sector público, la moneda, la inversión, la finanza, los derechos de propiedad, la corrupción y la flexibilidad en el trabajo. Según algunos expertos, el retroceso de Marruecos podría ser un freno importante a la inversión extranjera, que es uno de los elementos clave del desarrollo económico del país.