España se consolida como potencia turística, a pesar de la crisis

Clara García-Rabat

España consolidó su condición de potencia turística en 2012. Recibió a 57,7 millones de turistas extranjeros. En la foto, un grupo de turistas descansa y toma el sol en la piscina de un hotel de la ciudad catalana de Calella

España se consolidó como una gran potencia turística en el año 2012, a pesar de la crisis económica que golpea al país y al conjunto de la zona euro. Según datos de la encuesta de movimientos turísticos en fronteras (Frontur), España recibió un total de 57,7 millones de turistas extranjeros, un 2,7% más que el año anterior. Francia, Alemania y Rusia, con subidas del 7,1 %, 4 % y 39,8 %, respectivamente, fueron los mercados que más impulsaron el turismo en territorio español. El único mes que registró un menor índice de turistas extranjeros fue diciembre. Hubo un 1,3% de turistas menos que en el mismo mes de 2011. Cataluña fue la comunidad autónoma  en la que más se incrementaron las llegadas, con una subida  del 9,9 %. Según Frontur, entre los mercados emisores tradicionales, destaca la caída de Italia, de un 5,1 %. Este país es uno de los Estados de la Unión Europea (UE) y de la zona euro más castigados por la crisis económica. Cabe destacar, sin embargo, que a pesar de este incremento en 2012, España no llegó a alcanzar las cifras récord de llegadas de turistas extranjeros logradas en 2007 (58,7 millones) y 2006 (58 millones), antes de que estallara la crisis económica. Estas datos son ligeramente inferiores a los adelantados la semana pasada por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, según los cuales España recibió en 2012 un total de 57,9 millones de turistas, un 3 % más que en 2011. La caída en diciembre, que se traduce en 35.000 llegadas menos, se produce después de la estabilidad mostrada en noviembre y el retroceso del 3,2 % experimentado en octubre, con el que se rompía la tendencia creciente seguida a lo largo de todo el año. En diciembre, el número de turistas del Reino Unido disminuyó un 11,3 %, siendo Andalucía y Canarias las comunidades que más sufrieron  el flujo a la baja de turistas británicos. Italia cayó un 24,8 % y Rusia, un 2,3 %, tras un año en el que encadenó espectaculares subidas.

Francia al alza

Francia, aunque también es un país que se está viendo muy afectado por la crisis, experimentó en diciembre  un incremento muy importante de su flujo turístico hacia España: 16,8 %. Alemania subió un 7,4 %, y los países nórdicos tuvieron un aumento del 13,8 %. El incremento de los turistas franceses benefició sobre todo a Cataluña, la misma comunidad donde se dejó notar el aumento de turistas alemanes, mientras que el incremento del mercado nórdico se concentró en Canarias. Por comunidades autónomas, Madrid y Andalucía concentraron la caída del mes de diciembre, al registrar retrocesos del 22 % y el 10,4 %, respectivamente. Canarias permaneció sin variaciones, mientras que la Comunidad Valenciana creció un 4,4 % y las Islas Baleares registraron un avance del 10,1 %. Asimismo, las entradas por vía aérea se contrajeron en diciembre un 4,1 %, mientras que la carretera registró un importante avance del 15,9 %, tras dos meses sucesivos de caídas. La inestabilidad política y social que viven países turísticos como Túnez y Egipto han beneficiado claramente a España, que también posee infraestructuras más adecuadas y una relación calidad-precio en este sector mucho más  competitiva que lugares como Marruecos.