La Justicia francesa condena por corrupción al ex ministro francés del Interior Charles Pasqua

Jean-Claude Dufour-París

El ex ministro del Interior francés, Charles Pasqua (en la foto), ha sido condenado por el Tribunal Correccional de París a dos años de cárcel, que no cumplirá porque tiene 85 años, y una multa de 150.000 euros por desvío de fondos públicos

Charlas Pasqua, el que fue un poderoso ministro del Interior y dirigente de la derecha francesa en otros tiempos, fue condenado ayer por el Tribunal Correccional de París a dos años de cárcel, que no cumplirá debido a su avanzada edad, y una multa de 150.000 euros por desvío de fondos públicos en un caso que salió a la luz en el año 2001. En esa época también se abrió otro proceso en su contra por la presunta violación del embargo a Irak durante la etapa de Sadam Husein, cuando el dictador iraquí invadió Kuwait en 1990. Fue el llamado caso del “petróleo por alimentos”, que juzga el presunto cobro de comisiones. Pasqua, de 85 años, fue condenado por el desvío de fondos públicos en la Fundación Hamon, una galería de arte que proyectó construir en 2001, cuando era presidente del departamento de Hauts-de-Seine, en la región de París, pero que nunca vio la luz. En este caso, el también ex ministro André Santini, alcalde de Issy-les-Moulineaux y vicepresidente de la Fundación Hamon, fue condenado a dos años de cárcel sin cumplimiento de pena, 200.000 euros de multa y cinco años de inhabilitación. Nieto de un pastor corso, Pasqua nació el 18 de abril de 1927 en la ciudad de Grasse, en el departamento de los Alpes-Marítimos. Resistente al nazismo durante la Segunda Guerra Mundial, es un político conservador y uno de los fundadores del Servicio de Acción Cívica (SAC), un grupo de matones al servicio de la derecha gala que fue creado después de Mayo del 68. Diputado y senador, fue un influyente consejero del ex presidente Jacques Chirac y un activo dirigente del conservador RPR. Fue ministro del Interior del premier gobierno de cohabitación entre un presidente socialista y un primer ministro de derecha entre 1986 y 1988. Ocupó también este puesto bajo el gobierno derechista de Edouard Balladur (1993-1995), al que apoyó contra Chirac en las elecciones presidenciales de 1995. Pasqua se caracterizó como ministro del Interior por su dureza en la represión de las manifestaciones y la defensa de leyes polémicas sobre el terrorismo, la inmigración y la nacionalidad francesa.

Contra Maastricht

Charles Pasqua pertenece al sector nacionalista -que los politólogos llaman soberanista- de la derecha francesa. Por ese motivo, militó a favor del no al referéndum sobre el tratado de Maastricht, en 1992, y después creó con el derechista radical Philippe de Villiers el partido Agrupación por Francia (RPF), en 1999. Fue eurodiputado y senador. Campechano y dicharachero, Pasqua nunca ocultó su escaso apego a la moderación política y siempre ha defendido valores sociales ultraconservadores. Por otra parte, el primer ministro conservador del Reino Unido, David Cameron, propuso la celebración  de un referéndum sobre la permanencia de su país en la Unión Europea (UE) para finales de 2017 y  reconoció que existe el riesgo de una “salida” del club comunitario.“No soy un aislacionista británico”, aseguró el miércoles el primer ministro en su discurso en la sede de Bloomberg News en Londres. “Simplemente quiero un mejor trato para Gran Bretaña”, destacó el dirigente de Londres.  Cameron  recalcó: “Tenemos el carácter de una isla: independiente, directo y apasionado a la hora de defender nuestra soberanía”. Por lo tanto, agregó, “entramos a la Unión Europea con una mentalidad más práctica que emocional”. Cameron se ha tenido que plegar a las presiones antieuropeístas del sector más duro del Partido Conservador, que aspira a que el Reino Unido abandone la UE.