Corea del Norte amenaza a Estados Unidos con nuevas pruebas nucleares

Evgueni Medvédev-Moscú

El régimen comunista de Corea del Norte, que es uno de los países más herméticos del planeta, ha amenazado a Estados Unidos y la comunidad internacional con llevar a cabo nuevas pruebas nucleares

El régimen comunista de Corea del Norte, que es uno de los países más herméticos del mundo, anunció ayer su intención de realizar un nuevo ensayo nuclear, aunque no quiso dar ninguna fecha concreta. Pyongyang tomó esta decisión política en respuesta a la ampliación de las sanciones por parte de la ONU después del lanzamiento de un cohete que Estados Unidos consideró que era un misil.“Los satélites y los cohetes de largo alcance que continuaremos lanzando y el ensayo nuclear al que procederemos se dirigen a nuestro peor enemigo, Estados Unidos”, declaró la Comisión de Defensa norcoreana en un mensaje difundido por la agencia oficial KCNA. Según el régimen comunista, “nuestros satélites pacíficos seguirán siendo lanzados sin interrupción en nuestra lucha nacional para defender el derecho a la autodefensa”. El enviado especial estadounidense a Corea del Norte, Glyn Davies, emplazó  a Pyongyang a no llevar a cabo otra prueba nuclear, porque consideró que sería un “error y una oportunidad perdida”. El Consejo de Seguridad de la ONU votó este martes pasado una resolución que ampliaba las sanciones contra Corea del Norte después del lanzamiento de un cohete el 12 de diciembre de 2012. En este tira y afloja entre Corea del Norte y la comunidad internacional, el régimen comunista  decidió la opción de la fuerza y la provocación, porque considera que su país es víctima de una agresión internacional. “La resolución del Consejo de Seguridad ideada por Estados Unidos ha llevado su política hostil hacia Corea del Norte hasta su fase más peligrosa”, dijo  el ministro norcoreano de Asuntos Exteriores, quien aseguró  que su país va a tomar “medidas concretas” para ampliar sus “fuerzas militares de autodefensa, incluida la disuasión nuclear”.

Convencimiento

Por su parte, el Gobierno de Corea del Sur expresó su convencimiento de  que Pyongyang, según sus informaciones, es capaz de realizar una nueva prueba nuclear “cuando quiera” su líder, Kim Jong Un. China es el principal socio y apoyo político y económico del régimen comunista norcoreano. Aunque a Pekín no le interese una escalada de tensión entre Corea del Norte y la comunidad internacional, no dejará de apoyar a la dictadura comunista de ese país asiático. Chino pidió a “todas las partes concernidas” que no tomen medidas “que puedan agravar las tensiones en la región”, según dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hong Lei. Si Corea del Norte lleva a cabo un nuevo ensayo nuclear, será el tercero después de los de 2006 y 2009, que supusieron una serie de sanciones contra este país.