España roza los seis millones de desempleados

Clara García-Rabat

El desempleo en España roza ya los seis millones de personas. El gráfico que publicamos, que ha sido reproducido por el diario español El País, demuestra el aumento astronómico del paro en los últimos años

España acabó el año 2012 con casi seis millones de parados. Es la tasa de desempleo más alta de toda su historia reciente. Más del 26% de la población activa española está sin trabajo. España  está en cabeza del paro en todo el mundo capitalista desarrollado. Ni siquiera países menos desarrollados que España en Europa, como algunos de Europa occidental y todos los de Europa del Este tienen un nivel de desempleo tan alto. La entrada de la economía española en una nueva fase de  recesión y los drásticos recortes para reducir el déficit hicieron aumentar el paro en España.  Según el retrato que recoge la Encuesta de Población Activa del mercado laboral español, el desempleo aumentó en 187.300 personas en el cuarto trimestre, hasta alcanzar los 5.965.400 personas sin trabajo. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que la ocupación sigue bajando.  363.300 personas se quedaron sin trabajo en el cuarto trimestre de 2012, unas 3.000 al día, lo que redujo la ocupación a 16.957.100, su nivel más bajo desde 2003. En todo el ejercicio, el empleo bajó en 850.000 personas. 2012 fue el segundo peor año de la crisis por detrás de 2009, cuando se perdieron más de 1,2 millones de puestos de trabajo. Los datos oficiales destacan  aspectos muy preocupantes de esta nueva EPA. Uno de ellos es el fuerte descenso que registró la población activa. Solo en el tercer trimestre el número de activos disminuye en 176.000 personas, principalmente entre los jóvenes menores de 25 años ante su salida del país o su abandono del mercado laboral. Por sectores, solo aumentó el número de ocupados en la agricultura, con 63.700 más. Por el contrario, disminuyó en los servicios (305.600), en la construcción (62.900 menos) y en la industria (58.500). En este periodo crecieron los trabajadores a tiempo parcial, cuyo porcentaje subió al 15,33% del total. La tasa temporalidad, por su parte, baja en más de un punto, hasta el 23%. Cabe destacar que un elemento que pone de manifiesto los cambios que está sufriendo el mercado laboral español tras seis años consecutivos de crisis y aumento  del paro es el incremento de  los trabajadores autónomos. En 2012 se incorporaron al mercado laboral  53.300 nuevos autónomos.