El actor español Willy Toledo pide que desaparezca la monarquía borbónica en España

Dunia Benjadra-Rabat

El actor español Willy Toledo (en la foto) pide la desaparición de la monarquía en España y acusa al rey Juan Carlos I de haber estado al servicio del dictador Franco

El actor español Willy Toledo, conocido por sus polémicas posiciones políticas de ultraizquierda, se ha atrevido a cuestionar la monarquía borbónica y su principal representante en España, el rey Juan Carlos I. Esto ya no es noticia en España, donde desde hace varios años criticar al rey y defender la república se ha convertido casi un deporte nacional. La mayoría de los españoles no son monárquicos, pero tampoco republicanos, y sienten cariño y respeto hacia Juan Carlos I. Pero en las nuevas generaciones se está gestando un cambio en el terreno de  la percepción de la monarquía y del soberano y una franja minoritaria pero muy activa es abiertamente hostil a la forma monárquica del Estado. Existen fuerzas políticas republicanas, como Izquierda Unida (IU) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Una serie de casos polémicos relacionados con la Casa Real y su entorno, como las presuntas prácticas delictivas del yerno del monarca, Iñaki Urdangarín, han erosionado la figura del rey y el campo de los republicanos ha aumentado. Willy Toledo se encuentra con este sector opuesto a la monarquía. El actor piensa que la monarquía es una institución “absolutamente anacrónica y antidemocrática”, y en España está dirigida por un rey que fue impuesto por “un fascista criminal  (Franco) a quien le lamía los pies en los años sesenta”.  Toledo, que hace estas declaraciones en su libro ‘Razones para la rebeldía’, rechaza el argumento de que Juan Carlos I “salvó la democracia el 23F” cuando un grupo de militares y guardias civiles intentó detener el proceso democrático. Según Toledo, la monarquía española es “fascista”. Las declaraciones del actor no han provocado ningún tipo de respuesta por parte de los partidos políticos.

Admirador de los dictadores de izquierda

Willy Toledo siente alergia por los dictadores de derecha, pero no oculta su simpatía por los sátrapas de izquierda como Fidel Castro en Cuba. En más de una ocasión ha insultado sin tapujos a los opositores cubanos, a los que considera lacayos del imperialismo yanqui. También es un admirador de dirigentes autoritarios y populistas como Hugo Chávez en Venezuela. Actor de segunda fila y sin demasiadas tablas y niño bien de clase media a quien nunca le faltó un trozo de pan, el artista bufón español ya no escandaliza a casi nadie con sus declaraciones demagógicas y fuera de tono en España.