Una saharaui de Tinduf denuncia a dos dirigentes del Polisario por violación

 Ahmed Chabi-Rabat

Unas mujeres del Frente Polisario denuncian en rueda de prensa a la dirección de este movimiento independentista apoyado por Argelia, porque aseguran que los dirigentes son “corruptos y dictadores”

El abogado de una saharaui que nació en los campamentos de refugiados de Tinduf (Sáhara argelino), Jediyetu Mahmud Mohamed Zubeir, puso una denuncia en la Audiencia Nacional por “violación y crímenes contra la humanidad” contra dos dirigentes del Frente Polisario, su representante diplomático en Argelia, Brahim Ghali, y un hijo de Abdelkader Taleb Omar, un histórico del movimiento independentista. Según denuncia la asociación hispano-saharaui Hiwar, que tiene su base en Sevilla, la víctima, cuyos padres tienen nacionalidad española, asegura que  sufrió “acoso, agresión sexual y violación por parte de Brahim Ghali”. La denunciante sostiene que fue violada por Ghali cuando se presentó en Argel  para solicitar al Polisario un visado para España. La joven saharaui, que en la actualidad vive en Sevilla, tiene varios testigos que podrían declarar en contra de Ghali, aseguró su abogado defensor, Agustín de la Cruz Fernández. Jediyetu trabajaba en el servicio de protocolo del Polisario cuando fue presuntamente víctima la violación, en el año 2010. La jóven también tiene en su posesión una lista de mujeres que fueron víctimas de agresiones sexuales y violaciones por parte de responsables del Polisario. Ghali, ex ministro de Defensa de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), ya fue citado para comparecer, en diciembre de 2007, ante un tribunal de Murcia, tras ser denunciado por un delito de esclavitud. Su nombre figura en una lista de dirigentes independentistas saharauis y de altos mandos del Ejército argelino acusados de “genocidio, asesinatos, heridas, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones ilegales”. La denuncia fue presentada por la Asociación Saharaui de Defensa de los Derechos del Hombre (ASADEDH). Ghali también ha sido denunciado por varios de sus antiguos compañeros, que lo describen como “un personaje sin escrúpulo, cruel, oportunista y dictatorial”, según dice a Correo Diplomático un ex responsable del Frente Polisario de El Aaiún que vivió  muchos años en Tinduf.

 Mujeres disidentes

A mediados del año 2011, un grupo de mujeres del Polisario se asoció en un colectivo crítico con los líderes de esta organización y denunció a “los dirigentes corruptos y dictadores”. Las mujeres del Polisario críticas con la dirección culparon al líder del movimiento, Mohamed Abdelaziz, de ser el máximo responsable de estos graves problemas. Salam Buha Mint Bubacar Lecuara y Fatma Ahmed Essbiti pidieron el relevo de la cúpula del Polisario y una mejora de las condiciones de vida en Tinduf. También manifestaron “que debemos dejar Argelia a un lado, ya no es una ayuda, es una losa, para nuestras reivindicaciones”. La oposición al Frente Polisario era hasta hace pocos años prácticamente inexistente, pero ahora existen varios grupos disidentes que no reconocen a la cúpula.

Primera denuncia

El pasado mes de noviembre, el juez la Audiencia Nacional Pablo Ruz decidió investigar los supuestos delitos de genocidio, asesinato, torturas y desapariciones cometidos presuntamente por miembros del Frente Polisario contra militantes  disidentes de ese movimiento  y saharauis  residentes  en los campamentos de Tinduf descontentos con las condiciones de vida y la falta de libertad. Ex miembros del Polisario llevan años intentando que la justicia española e internacional procesen a dirigentes del movimiento independentista saharaui a los que acusan de ser criminales de guerra y torturadores. Algunos de esos presuntos torturadores abandonaron hace años el Frente Polisario y se incorporaron a la vida política e institucional de Marruecos.