Muere un activista egipcio tras ser torturado por la Policía

 Mohamed Mestiri-Túnez

Un opositor egipcio detenido hace varios días en una manifestación muere a consecuencia de las torturas policiales que sufrió. En la foto, una persona es apaleada salvajemente y desnudada por un grupo de policías en El Cairo

Un activista egipcio que se encontraba en coma desde hace varios días después de haber sido detenido y torturado por la Policía, falleció ayer, según anunciaron el Ministerio de Sanidad y su partido, Corriente Popular. Mohamed al-Guindi, de 28 años, fue detenido por la Policía el pasado 25 de enero cuando participaba en una manifestación, en El Cairo, con motivo del segundo aniversario de la revuelta popular que derrocó al régimen de Hosni Mubarak en 2011. El Ministerio de Sanidad informó de que el detenido fue trasladado en ambulancia hacia un hospital de la capital egipcia tres días después de su detención, que no fue comunicada a la familia. El detenido estaba inconsciente y sufría  una hemorragia interna, que seguramente fue provocada por los golpes de la Policía. Otros activistas políticos aseguraron que al-Guindi fue salvajemente torturado en el centro de detención policial donde permaneció durante tres días, según informó la cadena de televisión por satélite Al-Nahar. “Murió como consecuencia de las torturas”, anunció el partido Corriente Popular, opositor al presidente y al Gobierno islamistas de Egipto. Un informe médico estableció que el detenido fue apaleado con objetos contundentes, recibió corrientes eléctricas en diversas partes del cuerpo y tenía varias costillas fracturadas. No es la primera vez que un manifestante detenido por la Policía muere a consecuencia de  torturas. Por otra parte, el ciudadano de El Cairo que fue brutalmente apaleado y desnudado por la Policía el pasado viernes, denunció a las fuerzas de seguridad tras haber asegurado en un primer momento que había sido víctima de unos manifestantes enfurecidos. La oposición al presidente Mohamed Mursi expresó su convencimiento de que esta víctima hizo las primeras declaraciones porque había sido coaccionado por la Policía. Hamasa Saber Mohamed Ali declaró a los medios que “es la Policía la que me pegó”. Esta agresión policial pudo ser grabada en vídeo. En la película se ve como la Policía apalea salvajemente  con porras al hombre, lo desnuda y lo arrastra sin contemplaciones hacia una furgón policial. Los hechos ocurrieron cerca del palacio presidencial, donde se estaba celebrando una manifestación contra Mohamed Mursi. La víctima, que es un padre de familia de 50 años que tiene tres hijos, es obrero y vive en un barrio pobre de El Cairo, explicó que “sufrí la presión y el terror de los policías en el hospital. Pero admití la verdad tras haber visto el vídeo, donde pude ver que unos oficiales y varios policiales me trataban como a un animal”. Así lo declaró al diario Al-Chorouk. Esta agresión policial despertó una gran indignación en Egipto.

Detenidos de Hamas

En Oriente Próximo, Israel detuvo a 23 miembros del movimiento islamista Hamas en los territorios ocupados de Cisjordania, entre los cuales hay varios diputados, según informó el Ejército israelí. El Movimiento de Resistencia Islámica confirmó la noticia de las detenciones. En un comunicado, Hamas declaró que los diputados Ahmed Attoun, Hatem Kaficha et Mohamed al Talhad fueron arrestados de madrugada y calificó el hecho de “acto criminal que no podrá detener nuestro combate. Nosotros, movimiento Hamas, condenamos firmemente esta campaña de detenciones arbitrarias”. Hamas  controla desde 2007 la Banda de Gaza, y es considerado por Israel, pero también por Estados Unidos y la Unión Europea (UE)  como una organización terrorista. En Siria, un alto cargo iraní  declaró durante una visita a Damasco que Israel “lamentará su agresión” contra el país árabe. “El régimen sionista lamentará su agresión contra Siria, ya que ha perdido sus guerras de los 33 días, 22 días y ocho días”, aseguró el secretario del Consejo Superior de Seguridad Nacional iraní, Said Jalili. Se refería a la guerra contra Hizbulá en el Líbano en 2006 y los dos ataques contra el enclave palestino de Gaza en diciembre de 2008 a enero de 2009 y en 2012.