Un “desatino” en 20 minutos de demora

Jean-Claude Dufour

avion de la Aire France

La polémica desatada por las palabras desafortunadas del piloto de la aeronave del vuelo AF2497 de la compañía Air France, que une Casablanca y París, es un “desatino” sin mucha importancia que no afecta la larga trayectoria de Air France en Marruecos El piloto de un A320, vuelo AF2497, de la compañía aérea francesa Air France, se salió de su guión el pasado 5 de diciembre en el aeropuerto internacional de Casablanca, cuando desafortunadamente aconsejó a los pasajeros que trasladaran sus quejas por el retraso en la salida a la Casa Real marroquí. “Los pasajeros que lo deseen pueden reclamar que se les devuelva el importe del billete y son invitados a dirigir sus quejas al palacio del Rey Mohamed VI en Rabat” dijo por megafonía.
El avión que iba a hacer la conexión entre el aeropuerto internacional Mohammed V y el aeropuerto internacional Roissy-Charles de Gaulle de París, estaba listo para partir alrededor de las 16:00 horas local, cuando los pilotos fueron advertidos de que debido al aterrizaje del Rey en el aeropuerto habría retrasos, tanto en las llegadas como en las salidas. Después de 20 minutos y con un toque de ironía, el piloto sugirió a los pasajeros enviar una carta al Palacio Real de Rabat si querían ser recompensados por la demora.
Al llegar a Francia varios pasajeros se quejaron de la actitud del piloto y se pusieron en contacto con un abogado para presentar una querella contra los responsables de Air France y en contra del piloto, acusándolo de difamación. Acto seguido, el director general de Air France, Alexandre de Juniac, vía carta presentó sus disculpas y abrió un expediente disciplinario al piloto del vuelo.
Fuentes cercanas a la Casa Real marroquí consultadas por Correo Diplomático aseguran que este asunto no tiene “trascendencia”, y certifican que fue un “desatino y una emoción incontrolada” del piloto. Asimismo, insisten en las “sólidas y consolidadas” relaciones que se tienen con la compañía Air France, que lleva operando en el país desde hace mucho tiempo, y su gestión avala su trayectoria en Marruecos.