Desnudan a Aznar en Interviú

CLARA GARCÍA

La sobrina de José María Aznar posa en una parada de autobús.

No todo puede ser perfecto. Y la familia Aznar también tiene su “oveja negra” o así empiezan a calificar los medios a su sobrina, Aránzazu Aznar -Aran familiarmente-, que este lunes luce desnuda en la portada de Interviú.
En las páginas interiores del semanario español se publica un reportaje con fotos de su cuerpo desnudo que dejan poco a la imaginación. Pero la cosa no acaba ahí, y la chica de 38 años también abre la boca y presume de lo “majo” que es su tío, José María Aznar, ex presidente del Gobierno español, como le gusta hacer bromas en familia; y lo “desaborida” que es su mujer, Ana Botella, alcaldesa de Madrid en la actualidad. Además, también habla de la hija de los Aznar y su matrimonio con Alejandro Agag, al que considera una máquina con buenos contactos.
Aránzazu Aznar es relaciones públicas de dos discotecas madrileñas, Kerala y Tartufo, y prolifera con varios perfiles por las redes sociales, como Facebook. Es madre de tres hijos de tres relaciones distintas, y mantiene un noviazgo con un modelo rumano, Alexandru, de quien cuelga fotos en internet y que también trabaja en la noche madrileña. Se declara budista, asturiana a pesar de haber nacido en Madrid, y ha pertenecido a Nuevas Generaciones -agrupación de jóvenes del Partido Popular-, al igual que su tío cuando empezó en la política. Aunque está segura de que no le hará “mucha gracia” esto a su familia, defiende que todo lo ha conseguido por ella misma, e incluso se atreve a afirmar que su apellido más bien le puede haber perjudicado en alguna ocasión.
La hija de la hermana menor de José María Aznar asegura saber lo que está haciendo. Quizás esto sea una puerta para entrar en la pequeña pantalla y pasearse por los distintos programas de televisión. De todos modos, su carácter díscolo ya le viene de cuando era joven. Según ella misma confiesa siempre ha sido muy diferente del resto de sus primos, que han estudiado y se han casado; mientras ella salía de fiesta.
En la entrevista revela que vivió con la madre de Aznar, su abuela de 80 años, porque sus padres se separaron cuando era muy pequeña y de ahí que su primer apellido sea el materno, porque prescindió del de su progenitor.
La última vez que se reunió con sus tíos fue con motivo de las fiestas navideñas, exactamente el día de Reyes, 6 de enero. Aunque no hubo regalos. Parece que la crisis también afecta a los políticos porque Aran asegura que este año solo ha habido regalos de Reyes para los niños. A la cita familiar faltó José María Aznar junior, el hijo del ex gobernante, porque su mujer estaba a punto de dar a luz.
Habrá que esperar a ver cuándo será la siguiente reunión después de estas declaraciones tan inesperadas, que aunque no desvelan nada grave, sí narran detalles íntimos y personales de la familia del ex presidente de España y la alcaldesa de Madrid.