Italia, en “un callejón sin salida”

Ahmed Chabi

Berlusconi vota en las elecciones de este lunes

Europa se levanta ‘patas arriba’ tras las elecciones italianas. El país se encuentra en una situación ingobernable con una izquierda claramente victoriosa en el Parlamento y sin mayoría en el Senado.
La estabilidad del euro y la incidencia que pueda tener en las políticas de austeridad son motivos de gran preocupación en toda la eurozona.
 Esta incertidumbre ya se ha dejado ver, un día después de los resultados, en la apertura de las principales bolsas europeas -Fráncfort, Londres, París y Milán-, que sufrían un descenso. En el caso de Italia roza el 5%. Inmediatamente después se situaba el indicador de la bolsa española, el IBEX 35, que descendía el 2,99% con los bancos y los grandes valores del mercado a la cabeza de las pérdidas.
Los resultados de las elecciones italianas apuntan a que el Senado no podría ser gobernado por el empate técnico. El presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz, ha hecho un llamamiento al diálogo de las fuerzas políticas en Italia ante esta situación.
 
 “Si ese no es el caso existe con seguridad la amenaza de una nueva fase de inseguridad como la que acabamos de superar”, dijo Schulz en declaraciones hoy a la emisora pública alemana de radio Deutschlandfunk -recogidas por Efe-.
El centroizquierda, con Pierluigi Bersani a la cabeza, consiguió el 29,5% de los votos que le da la mayoría absoluta en la Cámara de los Diputados (340 escaños), pero en el Senado solo consiguió un 31,6% (120 senadores).
El centroderecha, liderado por el ex presidente Silvio Berlusconi, casi alcanza a Bersani con un 29,1% de los votos, solamente 120.000 votos menos. Sin embargo, la ley electoral italiana otorga premios de mayoría a la coalición ganadora, por lo que Berlusconi se queda con 124 escaños. En el Senado, obtuvo un 30,7% lo que supone 117 senadores.
El verdadero ganador en estos comicios es el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, que será el primer partido en el Parlamento con un 25,5%, con 108 diputados. El partido nació en 2009 y en las primeras elecciones ha conseguido 46.000 votos más que la principal formación del centroizquierda, el Partido Democrático (PD) de Bersani. El líder de esta formación pidió el voto de protesta contra la política tradicional y mostró desconfianza hacia Europa, con un resultado de 23,8% de votos en la Cámara Baja y 54 senadores.
Quedan fuera de la Cámara alta el partido Revolución Civil del magistrado Antonio Ingroia por no superar los porcentajes requeridos, y el partido ‘Hacer para evitar el declive’ del periodista Oscar Giannino. Los líderes Gianfranco Fini y su formación Futuro y Libertad y Pierferdinando Casini, líder de la Unión de Democráticos y de Centro, pierden sus escaños en la Cámara de Diputados.