La Casa Real y la infanta Cristina no están inculpados en el caso Nóos

Clara García

Iñaki Urdangarín exculpa al Rey y a la Infanta en el Caso Nóos

La Casa Real española y la infanta Cristina, esposa de Iñaki Urdangarín, quedan a salvo de estar implicados, por el momento, en el caso Nóos, ya que la Fiscalía no ve ningún indicio contra ellos. Para ello, se basan en las declaraciones, investigaciones y correos entregados por el antiguo socio de Urdangarín, Diego Torres.
En su segunda declaración judicial el pasado sábado, Urdangarín afirmó ante el juez que la Casa del Rey no opinó, asesoró, autorizó o avaló las actividades que desarrollaba en el Instituto Noós, sino que le recomendó que dejara de realizarlas porque no las consideraba adecuadas para su posición institucional y él así lo hizo. Además, desvinculó a su mujer, la infanta Cristina, de los negocios de esta entidad.
Sin embargo, la Fiscalía sí ve claro que este caso acabará en juicio, por el que pasarán la mayoría de los imputados, entre ellos Urdangarín. Eso será probablemente en 2014, porque tras declarar el pasado sábado por segunda vez, el yerno del Rey Juan Carlos no volverá a comparecer en los Juzgados de Palma, salvo que se conocieran documentos o hechos relevantes que precisaran su comparecencia para dar su versión de los hechos y no crear indefensión.
También se han librado en esta ocasión la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el expresidente de Valencia, Francisco Camps, por los pagos que hicieron por la celebración de la Valencus Summit en 2004, 2005 y 2006.
Una responsable de la firma de este convenio asumió responsabilidades en el asunto y no implicó a Barberá ni a Camps, durante su declaración judicial, según declaraciones a Efe.
La Fiscalía está en contra de que el caso se divida en dos -Palma y Valencia- y considera más conveniente terminar el juicio en la capital balear. El caso continuará su curso normal con la declaración de algunos testigos, entre ello podría estar el asesor jurídico de la Casa del Rey, José Manuel Romero, que hizo público, a través de un comunicado, que no prestó servicios para formar la Fundación Cultura, Deporte e Integración social, heredera del Instituto Nóos. Simplemente, indicó que Urdangarín debía limitarse a formar parte de su consejo asesor.
Por su parte, el juez del caso Nóos, José Castro, dictó ayer una providencia para que Hacienda informe sobre las cuentas corrientes, depósitos y activos financieros de Iñaki Urdangarín y Diego Torres, en vista a cubrir la fianza civil solidaria de 8,1 millones de euros. Esta fue impuesta por el presunto desvío de 6,1 millones de las administraciones balear y valenciana al Instituto Nóos, gestionado por ambos.