Los marroquíes en Italia ven a Ruby una víctima

Ouissal el Hajoui

Karima El Mahroug, conocida como Ruby, es natural de Fki Bensalah

Es menor de edad y extranjera, ideal para “pillar” a Silvio Berlusconi, ex primer ministro de Italia, en un nuevo escándalo que traspase todas las fronteras. “He tenido la posibilidad de conocer a Ruby, tenemos amigos en común, y sólo puedo decir que es víctima de una trampa política”, declara para Correo Diplomático, Khalid Moufidi, representante del Partido del Istiklal en Italia y presidente de la organización Marroquíes del Mundo.
Karima El Mahroug, conocida como Ruby, es natural de Fki Bensalah, una localidad marroquí pobre, cuya población tiene la tendencia a emigrar a Italia. Y Ruby también lo hizo siendo aún menor de edad. “Ha crecido sola, entre adolescentes. Empezó a frecuentar bares y discotecas y enseguida se introdujo en el mundo de la noche”, apunta Moufidi, quien añade que en ese contexto, los “enemigos de Berlusconi” eligieron a la presa perfecta. Según Moufidi, ya es conocido por todos los hábitos del il cavaliere, de la misma forma que es conocida su inteligencia. “Berlusconi no mantendría relaciones sexuales con una menor. Es mucho lo que puede perder”, explica.
Después del caso Ruby, son muchos los que han tomado la parte por el todo y han metido en el mismo saco a todas las marroquíes inmigrantes. “Incluso hay muchas familias marroquíes, que desde entonces, temen por como pueden ver a sus hijas en la calle”, critica el político marroquí, que no comparte esta visión. Considera, que “podría ser Ryby o Paola, pero si hay que involucrar al hombre más poderoso de Italia en un escándalo, el nombre de Karima Mahroug cala más en la memoria de la gente”.

Ruby, una más en la red de prostitución de Berlusconi
La fiscal de menores que ha testificado en el caso Ruby, Maria Fiorillo, lo tiene claro, Silvio Berlusconi ha mantenido relaciones sexuales a cambio de dinero con Karima Mahroug, cuando esta era menor de edad, y abusó de su poder para liberarla después de que cometiera un robo.
Fiorillo, la fiscal de guardia en la noche del 27 de mayo de 2010, asegura que siempre ha creído que Ruby era prostituta. “La chica había cometido un delito y además tenía la sospecha de que ejercía la prostitución, por ello no dudé en enviarla a un centro de menores”, declara en los medios italianos. Sin embargo, esa misma noche la fiscal recibió varias llamadas de la comisaría para decirle que no había sitio para la menor marroquí y que se había presentado una comisaria ministerial para hacerse cargo de ella. “Me dicen que Ruby podría ser sobrina del Housni Moubarak y que, para evitar problemas diplomáticos, Nicole Minetti se iba a hacer cargo de ella”, recuerda Fiorillo. Este añade irónicamente, “como mucho podría ser hija del Rey de Marruecos”.
Silvio Berlusconi, que ha vuelto a la vida política con una novia de 27 años, no sólo es acusado de incitación de prostitución de menores y abuso de poder. Sangermano, el fiscal del caso Ruby, ha declarado en el último juicio celebrado en Milán que el ex primer ministro ha formado un auténtico prostíbulo en su residencia de Arcore (norte de Milán). “Las prostitutas cobraban a cambio de sexo, promesas de trabajo y de acceder a la política”, añade. Según Sangermano, Ruby es una de las integrantes de una red organizada de prostitución. Una red que cuenta con la  colaboración de la ex consejera de Lombardía, Nicole Minetti, y el director de informativos de Canal de televisión Rete Quattro, Emilio Fede.

Un año de cárcel para Berlusconi por el caso Unipol
El caso Ruby no es la única preocupación del magnate italiano. Tiene otros dos casos en juicio, y en uno de ellos ha sido condenado a un año de cárcel por la publicación de las escuchas telefónicas entre el presidente de la aseguradora Unipol, Giovanni Consorte, y Piero Fassino, líder del partido Demócrata de Izquierda en 2005.
Las conversaciones se publicaron en el diario ‘Il Giornale’, propiedad de Paolo Berlusconi, hermano de Silvio Berlusconi, a quien le han caído dos años y tres meses de cárcel por las escuchas ilícitas y su posterior publicación. Con ellas se pretendía mostrar la intención de Consorte y Fassino por hacerse con la Banca Nazionale del Laboro (BNL).
Sin embargo ni Berlusconi ni su hermano irán a la cárcel ya que las condenas no son definitivas y en julio prescribirá el delito. Mientras tanto espera ser juzgado el 18 de marzo por el caso Ruby y, el 23 de marzo, en otro juicio por derechos de emisión.