Túnez ya tiene Gobierno

Dunia Benjadra

Ali Laridi, primer ministro tunecino, entrega hoy el nuevo Gobierno al presidente Moscef Marzuki

El primer ministro tunecino, el islamista Ali Laridi, presentó hoy al presidente del país, Monsef Marzuki, la formación del nuevo Gobierno, que tendrá que ser presentado en los tres próximos días a la Asamblea Nacional Constituyente para su aprobación.
El jurista Lutfi Ben Yédu encabezará el ministerio de Interior, el juez Rachid Sabag el de Defensa, el diplomático Ozmán Yarandi será el ministro de Asuntos Exteriores y el doctor en Derecho Nayib Ben Ammu estará al frente de Justicia, indicó el propio Laridi en una rueda de prensa para presenta el dossier.
De esta manera los cuatro principales ministros son tecnócratas, especializados en las diferentes áreas, independientes y no militantes de ningún partido político. Precisamente, esta era una de las exigencias de los partidos de la oposición y uno de los compromisos que había adquirido el islamista Ennahda, principal socio del Gobierno.
Según lo anunciado por el jefe del Ejecutivo, el nuevo gabinete está compuesto por una treintena de ministros, de los que nueve entran por primera vez.
 
 Ennahda, mayoritario en la Asamblea Legislativa con 89 de los 217 diputados, se queda con al menos nueve carteras en el nuevo equipo.

Mientras que los dos partidos socios de Ennahda (se aliaron tras la pasadas elecciones de octubre de 2011 para dirigir la transición), el laico Congreso Por la República (CPR), de Moscef Marzuki, y el socialdemócrata Takatol, del presidente del Parlamento, Mustafá Ben Yafár, mantienen los seis ministerios que tenían.
El líder del partido islamista Ennahda en el Gobierno ha tenido en cuenta las opiniones de los partidos aliados para elaborar el programa político y económico que desarrollará en los próximos meses. Tras la retirada de las negociaciones en los últimas días de tres de los seis partidos implicados en la formación del nuevo equipo gubernamental, los tres socios del anterior Ejecutivo han sido los encargados de dar forma al actual.
La formación del nuevo gabinete comenzó el 22 de febrero tras la dimisión del ex primer ministro Hamadi Yabali, que fracasó en su intento de formar un gobierno de tecnócratas apolíticos al no contar con el apoyo de su partido.
Estos cambios llegan en un momento de crisis en el país, agravada por el asesinato del líder de izquierdas Chukri Bel Aid el pasado 6 de febrero, la dimisión de Hamadi Yabali, secretario general de Ennahda, y el continuo aumento de la  inflación y el malestar social.