La UE analiza la situación de Siria

Ahmed Chabi

En Siria se libra una guerra civil desde hace más de dos años

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) analizan la situación en Siria con el enviado especial de la ONU, Lajdar Brahimi. El objetivo es estudiar nuevas vías para respaldar a la oposición y apoyar a la población civil. Asimismo, se espera que Brahimi informe de la situación sobre el terreno y de sus intentos por lograr un fin negociado de las hostilidades.
La UE ha respaldado en todo momento las labores del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, y considera que la resolución del conflicto pasa necesariamente por la negociación.
 Parece que las diferencias entre los Veintisiete de la UE en relación con Siria son de estrategia. Este desacuerdo ya se vislumbró en la última reunión de ministros de Exteriores, donde un grupo de países, con Reino Unido a la cabeza, presionó para levantar parcialmente el embargo de armas que pesa sobre Siria y permitir el suministro de armamento a la oposición. Esta medida fue rechazada por la mayoría de países.
La UE cuenta con toda una batería de sanciones sobre Siria, que van desde un embargo a las importaciones de petróleo a multitud de restricciones financieras y comerciales impuestas para ahogar económicamente al régimen de Bachar al Asad.
Algunos miembros consideran que estas medidas están castigando duramente a la población civil, por lo que también podrían revisarse sanciones para aliviar la situación.
Aunque, de momento, no se esperan decisiones concretas más allá de un posible mensaje político.
También se estudian las necesidades humanitarias de Siria y fórmulas para asegurar que la ayuda europea realmente llega a las personas que la necesitan.
Además de Siria, en la reunión se analizan los últimos acontecimientos en otros países de la Primavera Árabe, con especial atención a Egipto, donde se están produciendo disturbios con muertos y heridos.
Tienen previsto renovar las sanciones contra Irán por violaciones de los derechos humanos y ampliar con algunos nombres la lista de personas vetadas en la UE por esos motivos.
 Los ministros mantendrán también un debate sobre las relaciones de Europa con Japón y con Rusia.

Ashton solo ve una solución política, detener la violencia
La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, a su llegada a la reunión de los ministros de Exteriores en Bruselas, aseguró que lo más importante que puede hacer la UE en Siria es “apoyar la búsqueda de una solución política”.
 Tenemos que detener la violencia”, subrayó la alta representante de la UE, que respaldó los intentos de la oposición para avanzar hacia una solución negociada que incluya la salida del poder del presidente sirio, Bachar al Asad.
Ashton aseguró que los Veintisiete apoyan en ese sentido la iniciativa de Al Jatib, que presentó el pasado 30 de enero un plan en el que proponía entablar conversaciones con el vicepresidente sirio, Faruq Al Shara, con el fin de lograr la salida del régimen y bajo una serie de condiciones.
La responsable europea señaló también la necesidad de que la oposición siria se prepare para una posible nueva fase, con el diseño de “una hoja de ruta” que fije los pasos a seguir una vez que termine la guerra.

El número de refugiados sirios crece
El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, aseguró que el actual millón de refugiados sirios se puede duplicar o triplicar hasta finales de 2013.
Guterres reiteró su llamamiento a todos los miembros de Naciones Unidas para que contribuyeran a través de la Cruz Roja a ayudar a los refugiados sirios “donde quiera que se encuentren”.
ACNUR cifró en un millón los actuales refugiados que han huido del conflicto de Siria, de los cuales la mitad son niños y de éstos la mayoría tiene menos de once años.

Los refugiados llegan a un ritmo total de 10.000 por día a los países vecinos: Líbano, Jordania, Turquía, Irak y, en menor medida, Egipto y otros países del norte de África.
 
 El país que proporcionalmente más refugiados sirios acoge es Líbano, que con 330.000 supone un 10 % de su población.