Un policía marroquí mata a tres de sus compañeros

Spread the love

Ouissal el Hajoui

Un policía marroquí mata a tres compañeros en la comisaría de Mechra Bel Ksiri, centro de Marruecos.

“Llegó a la comisaría de Mechra Bel Ksiri en un estado de cólera, disparó a un policía, intervinieron otros dos compañeros y acabaron muertos ellos también”, declara a Correo Diplomático un agente de policía de Rabat. Pero no sabe nada más, “no sabemos qué problemas tiene, por qué ha matado a sus compañeros, ni lo que se va a hacer con él. Se está tratando con mucho tacto el tema”.
El ministerio del Interior ha sido quien ha informado del caso, y la Dirección General de Seguridad Nacional ha abierto una comisión de investigación para saber cuáles han sido las razones de tal suceso.

¿A quién se le está delegando la seguridad de los marroquíes?
Entrar a formar parte del cuerpo de policía marroquí requiere de muchos exámenes, entre ellos los psicológicos. Sin embargo, ante un suceso como este los marroquíes sienten miedo. Correo diplomático ha salido a la calle para conocer la opinión de los ciudadanos.
“No estamos acostumbrados a este tipo de sucesos. Cuando vemos que pasa algo así, por ejemplo en Estados Unidos, nunca nos imaginamos que nos pueda pasar a nosotros”, comenta Fouzia, vecina de Rabat, cuya opinión comparten muchos de los ciudadanos preguntados. “Me da miedo que haya más gente como esta, con una pistola encima”, lamenta Fuouad. Por su parte, Khadija considera que se deberían hacer exámenes psicológicos más minuciosos al cuerpo de policía, “no se le puede dar un arma a cualquiera”, añade.

No es la primera vez
Un agente de seguridad de la Casa Real marroquí fue asaltado en su propia casa y disparado en reiteradas ocasiones hace unos meses. El guardaespaldas, que había sido comisario en la ciudad de Tetuán, anteriormente, falleció en el hospital dos días después de la agresión.
Eran las 23h00, dos individuos aparentemente compañeros del agente de seguridad entraron desde la azotea a la casa de la víctima, quien residía en el centro de la capital marroquí. “Lo dispararon en varias ocasiones, y luego huyeron. Mi vecino bajó agonizando por las escaleras pidiendo ayuda, pero ante el miedo que sentí, no pude socorrerle, tan sólo llamé a la policía”, cuenta una de las vecinas del guardaespaldas. “Nunca imaginé que vería algo así en marruecos. No estaba en casa, cuando llegué estaba todo el barrio lleno de policías, las escaleras llenas de sangre, incluso había balas en el suelo. Me impresionó mucho la escena”, añade otro vecino. “Durante más de un mes ha estado viviendo un policía en la casa de la víctima para esclarecer los hechos. Pero este tipo de temas se llevan con mucho misterio”, añade el casero.