Mohamed VI se acerca a África

Ahmed Chabi

Mohamed VI comienza un viaje por varios países africanos.

Mohamed VI anuncia su visita a tres países africanos para tratar, entre otros temas, el problema del terrorismo. Senegal, Costa de Marfil y Gabón son los destinos del monarca alauita, quien lleva desde 2006 sin viajar por África negra. Precisamente, este viaje se produce después de que el ministerio marroquí de Asuntos Exteriores haya firmado un acuerdo bilateral con Mauritania para luchar conjuntamente con el terrorismo que se está propagando en el continente africano.
El continente africano coopera cada vez más entre sí. Mientras las empresas marroquíes se han hecho con el mercado de varios países africanos, cada vez son más los estudiantes provenientes de Nigeria, Costa de Marfil, El Congo o Gabón, que vienen a Marruecos para formarse y regresar a sus países e implantar lo que aprenden en el país más desarrollado de la región. Con una economía cada vez más sólida, una población formada y unas riquezas naturales que hacen de este continente una potencia emergente, los países que conforman África sufren juntos un mismo mal: el integrismo.

El Terrorismo, común denominador

“Los problemas tecnológicos, falta de recursos y capacidades, y el factor geográfico, extensión y porosidad de las fronteras, forman parte de los retos que comprometen el control de fronteras en los países de esta zona”, ha declarado a Efe William Elliot, representante de la INTERPOL. Esa falta de control es lo que da lugar a la fácil expansión del terrorismo. Por su parte Saad Edine El Otmani, ministro marroquí de Asuntos Exteriores, ha instado a todos los países del Magreb y de África a que aúnan fuerzas para controlar las fronteras y vigilar de cerca estos grupos radicales.

Las fuerzas de seguridad, un reto que mejorar

Otro de los problemas que padecen los países de este continente es la flaqueza de los cuerpos de seguridad. Más de 900 personas han muerto en comisarías africanas entre 2011 y 2012. Los policías abusan y maltratan a los detenidos, y la gota que ha colmado el vaso ha venido de la mano de la muerte de Mido Macía, un taxista mozambiqueño. La Policía detuvo el pasado viernes a ocho agentes implicados en el incidente, que comparecerán hoy ante un juzgado de Johannesburgo acusados de asesinato. Por su parte, Marruecos comenzó la semana con la detención de varios policías que habían sido acusados de múltiples torturas. Y por si no fuera poco, la mala imagen de las fuerzas de seguridad se vio agravada con el crimen que ha cometido un policía matando a tres de sus compañeros.