La ultraderecha presente en el nuevo gobierno israelí

Dunia Benjadra

Benjamín Netanyahu, primer ministro en funciones, alcanza acuerdo para formar nuevo Gobierno israelí.

Son tres las carteras de las que se va a hacer cargo la ultraderecha israelí Habait Hayehudi. Y este es el gobierno de la “gran oportunidad” para los más radicales. “Prometimos durante las elecciones encargarnos del coste de la vida, aumentar la competitividad de la economía y devolver el espíritu judío al Estado y ahora tenemos las herramientas para ello”, declaró Naftali Benet, líder de los ultraderechistas.
Junto a Habait Hayehudi, integran el nuevo gobierno el Likud Beitenu, alianza derechista y partido que encabeza el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, junto al partido centrista Yesh Atid. “Trabajaremos juntos en cooperación en el nuevo Gobierno para todos los ciudadanos de Israel”, declaró Nettanyahu a los medios después de la firma del acuerdo. Likud estará al frente de siete carteras y Yesh Atid tendrá cinco. Junto a estas tres fuerzas estarán, Israel Beitenu, con cuatro ministerios, y Hatnuá con dos. En total 21 ministros frente a los 24 actuales. El grupo centroderechista ocupará 70 de los 120 escaños.

Economía y ejército

Benet, que rechazó ser vicepresidente, encabezará un comité ministerial para el coste de la vida, centralización económica y aumento de la competitividad. Yesh Atid, quien también rechazó el mismo cargo, quedará al frente de un comité conjunto parlamentario sobre aumento del reclutamiento en el Ejército, que pretende extenderse a los ultraortodoxos. Asimismo, según Efe, Lapid será titular de Finanzas, Benet de Economía y Comercio y Livni de Justicia.